REMEDIOS CASEROS PARA LA ARTRITIS Y EL REUMATISMO
 

Existe una diversidad de formas naturales para hacer un tratamiento para la artritis. El mejor tratamiento casero para la artritis comprobada por la comunidad científica mundial es con uña de gato. Este remedio casero de la uña de gato es usada aquí por los médicos peruanos desde hace 800 años. Hay otros tratamientos que son buenos también, pero no con la eficacia de la uña de gato, pero es bueno ponerlos como complemento al tratamiento.  Además para mejorar más rápido es bueno cambiar de dieta alimenticia y usar la dieta recomendada, líneas abajo.

Uña de Gato:

La uña de gato es uno de los principales remedios caseros que sirven para aliviar los dolores de los artríticos, sin causar efectos secundarios. Uno de sus principales beneficios es la de tener una actividad antiinflamatoria, siendo muy recomendada para los casos de artritis reumatoide, artritis diversas, bursitis, reumas, lupus y fibromialgias, gracias a los glucósidos quinóvicos, un 15% superior a la indometacina.
Se ha de consumir: Poniendo a hervir 1 cucharada (5 gramos) de Uña de Gato en polvo en 1 litro de agua, a fuego lento y durante 10 minutos. Tomar el cocimiento como agua de tiempo durante el día, pudiendo agregarle miel de abeja al gusto. Tomar a lo largo de 12 meses y luego descansar 1 mes. Evitar el consumo de uña de gato durante el embarazo.
La uña de gato sirve para aliviar los dolores artríticos
Conocemos el testimonio de una señora VL, que a los 30 años le detectaron artritis reumatoide, y los médicos le pronosticaron que a los 40 años estaría deformada y a los 50 su vida sería un infierno, por tener la mala suerte de empezar con esta enfermedad desde muy temprana edad. Después de consumir todos los medicamentos recetados por los doctores llegó a tomar a los 40 años diariamente uña de gato en cortezas, por 5 años; ahora ya a los 50 años, no tiene los pesares de los 30, ni tampoco tiene deformada las manos y/o articulaciones; siempre le duele un poco pero ella dice que puede vivir tranquila con su mal.

Chuchuhuasi:

Analgésico (dolor/aliviador), relajante de músculos, antiinflamatorio para la artritis, para el reumatismo, y para el dolor lumbar. Tomar el cocimiento o maceración de la corteza o raíz en alcohol.

Papa:

El jugo de la papa cruda es un excelente remedio para el reumatismo. Una o dos cucharillas del jugo, sacado presionando las papas crudas trituradas, se deben tomar antes de comidas. Esto ayudará a eliminar la condición tóxica del reumatismo.  La cáscara de la papa es también un excelente remedio para el reumatismo por ser excepcionalmente rica en sales minerales vitales, y el agua en la cual se hierven las peladuras es una de las mejores medicinas para las dolencias causadas por exceso de materia tóxica en el sistema.  Aproximadamente treinta gramos de las peladuras de la papa se deben lavar y hervir a fondo con medio litro de agua hasta que se reduce a la mitad. La decocción debe entonces ser filtrada y un vaso de la misma se debe tomar tres o cuatro veces diariamente.

Calabaza Amarga:

La calabaza amarga se considera beneficiosa en el tratamiento del reumatismo. Una taza de jugo, extraída del vegetal, se debe mezclar con una cucharilla de miel, y tomar diariamente para tratar esta condición. Este tratamiento se debe continuar por lo menos tres meses para proporcionar la relevación.

Apio:

El apio es otro remedio eficaz para el reumatismo. Un extracto fluido de las semillas es más fuerte que el vegetal crudo. Esto también tiene una acción tónica en el estómago y los riñones. Cinco a diez gotas de este líquido se deben tomar en agua caliente antes de comidas. Las semillas pulverizadas se pueden utilizar como condimento.

Limón:

Los limones son beneficiosos en el tratamiento del reumatismo. El paciente debe tomar el jugo de dos o tres limones cada día. Esto traerá buenos resultados.

Nuez:

Las nueces tienen valores en reumatismo. Deben, sin embargo, ser masticadas a fondo para alcanzar resultados beneficiosos. La mitad de la docena se puede tomar diariamente en el tratamiento de esta condición.

Cebolla:

Aplicar emplastos de cebolla, ya que actúa como un desinflamante para las articulaciones. Partir una cebolla en 4 partes, luego soasar ligeramente al fuego de la cocina y aplicar directamente sobre la articulación.

Usar compresas de col:

Cocer al vapor unas hojas de col, masajear suavemente con aceite de ricino la zona dolorida y aplicar las hojas de col, lo más caliente posible, pero sin quemarse. Cubrir con franela de lana para conservar el calor. Puede repetir cada hora.

Molle y ajos:

También puede calmar los dolores con aplicaciones de fomentos calientes de Molle y luego aplicarse cataplasmas de ajos machacados, abrigándose luego con una franela. Puede prepararse una frotación poniendo a remojar en un poco de alcohol una cabeza de ajos un poco molida, eucalipto y molle, durante una semana, tiempo después del cual estará listo para su empleo.

Pagina Principal Abril Natura   Página Principal