LIBROS DIGITALES

libros jorge valera
 
donaciones
   
Buzon de sugerencias
 
catalogo medicinas naturistas
 
 
catalogo medicinas naturistas
 

CHAT DE

Acné
Artritis / Reumatismo
Asma Infantil / Adulto
Bronquitis
Cabello sano y fuerte
Cancer
Cancer Tumor de mamas
Caderas Amplias
Diabetes / Hiperglucemia
Gastritis
Herpes
Higado Graso
Hipertensón arterial
Impotencia sexual
Insomnio
Memoria
Menopausia
Menstruación Irregular
Mioma Fibroma QuisteS
Obesidad/Reducción de peso
Senos Exuberantes
Úlcera Péptica
Tos

 


Transferencias Bancarias seguras
 

 

TESTIMONIOS DE LA TERAPIAS CON EL HERMANO RODOLFO RIOS Ver :: Hermano Rodolfo Rios

 

1.- Alcoholismo
Mi nombre es Mario Sabogal A., Director de Estudios de la Universidad de  Lambayeque Chiclayo, Peru;  soy docente en la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, de Lambayeque, siendo actualmente director de la escuela profesional de educación de la misma, asimismo, académicamente y mediante la gracia Divina, he logrado obtener el grado de magíster en docencia universitaria.
Llego al hermano Rodolfo atraves del hermano Mario Vargas, que  medita hace algún tiempo. Fui alcohólico por mas de treinta años, me inicio en la meditación por curiosidad, debido a que mi compañero de estudios de doctorado, como ya lo mencione anteriormente, constantemente me hablaba de la meditación como una actividad que tenia muchas ventajas para quien la practicara. Y es asi que me inicio en este camino sin saber realmente a donde ingresaba ni para que lo hacia. Recuerdo que al comienzo me gustaba meditar por que tenia la propiedad de relajarme y de hacerme sentir bien. A todo esto el hermano Mario no sabia que yo era alcohólico, pensaba que solo tenía una vida desordenada y ni por un instante se imaginaba que yo necesitaba levantarme a las cinco y media de la madrugada a tomar un cuarto de litro o media botella de aguardiente para poder trabajar en el día, durante el cual y con variados pretextos sociales seguía ingiriendo alcohol.

Después de aproximadamente seis semanas de meditación, deje de meditar por que el hermano Mario se dio cuenta que siempre llegaba oliendo a licor. Pero algo paso en mi interior, pues entre en una terrible crisis moral en la que me daba cuenta con total claridad que me estaba autodestruyendo, y opte por la decisión de dejar la bebida en forma total y de manera brusca. esto al decir de los médicos es imposible de hacer por las consecuencias y secuelas que acarrea, inclusive paro cardiaco y la muerte.

Efectivamente, ahí comenzó mi infierno, el mismo que no se lo deseo a nadie, pues el cuerpo en su proceso de desintoxicación sufre terriblemente, el mismo que lo he podido superar con ayuda medica convencional y naturista, pero principalmente con la meditación, ya que el hermano Mario acudió en mi ayuda y con él, el Hermano Rodolfo, a quien aprendí a conocerlo espiritualmente y a quien estoy muy agradecido, pues a la fecha estoy próximo a cumplir un año que deje totalmente la bebida. Sé que los alcohólicos deben de cuidarse de por vida, pero estoy seguro que con la ayuda de la meditación y del Hno. Rodolfo saldré adelante. Les cuento que ya sé lo que son vivencias místicas, debido a que ahora medito todos los días. Soy un convencido de que el agradecimiento y la gratitud se deben demostrar con hechos, por ello y con la ayuda de Dios, estoy haciendo las gestiones para que la obra del Hno Rodolfo la puedan conocer nuestra comunidad universitaria: es decir docentes y alumnos, para ver si de esa forma comenzamos a cambiar realmente nuestro sistema educativo, incorporando científicamente a la meditación en nuestros planes de estudios: sueño, locura o quimera, pienso que no. Todo depende de nosotros. Que la bendición del cielo siempre alcance al Hno. Rodolfo y a todos. Algo importante, no tengo vergûenza admitir que he
sido alcohólico, en la actualidad sigo meditando y jamás  dejare el camino de la meditación. Gracias Hno. Rodolfo.

 

2.- Artritis reumatoide
Yo Yolanda vivo en Lima, Peru. Este testimonio es de  hace 35 años, en 1978, del proceso de curación al que he sido sometida, prolongándose hasta el día de hoy. En Agosto de ese año el médico de medicina general había dictaminado:
en mi persona, Artritis reumatoide, fatiga muscular, tensión nerviosa agobiante y la desviación de la columna a nivel lumbar. Por esos problemas recurrí a la ayuda de la ciencia medica, pero no mejore. Cansada de someterme a tantas medicinas nuevas, que poco a poco iban minando mi organismo enves de
mejorarlo, opte por someterme al proceso de curación del  hermano Rodolfo con mucha fe y esperanza en Dios, y en esta maravillosa persona debo dejar constancia de mi agradecimiento y profunda gratitud.

La curación de la artritis es larga pero me gustaría manifestar que la mejoría alcanzada esta relacionada a la detención de la enfermedad que ya no avanza, así como la superación de la tensión nerviosa, en base a meditaciones continuas, tanto grupales como individuales.  La desviación de la columna se realizo en base a operaciones realizadas por el mismo hermano Rodolfo. Sentía al despertar de cada operación el efecto de haber estada sometida a anestesia a una operación común y corriente siendo los efectos los mismos.
La comida vegetariana y el tratamiento en base a tratamientos integrales ha sido el motivo fundamental de mi curación que hasta el día de hoy perdura y he decidido continuarlo hasta el fin de mis días. Solo me queda la fe en Dios y la gratitud al Hno Rodolfo.

 

3.- Asma
Soy Herlínda GOMEZ VALDISAN, Economista;  Actualmente tengo 35 años de edad, llegue al Centro de Autorealización Espiritual hace 4 años. Cuando me hablaron del Hno. Rodolfo, yo no tenía ni idea de quien se trataba, fui llevada por una amiga, quien se compadeció muchísimo por mi enfermedad el asma cronica.
Como consecuencia de esta enfermedad empezaron a aparecer otras dolencias, como taquicardias, que en dos oportunidades me produjeron pequeños infartos, el hígado se me lesiono tremendamente, al igual que los riñones y los nervios también los tenía muy mal. Podrán imaginarse queridos hermanos, en la situación tan desastrosa que me encontraba, sumada a esta situación física y biológica estaba mi estado anímico donde mi fe se tambaleaba, pensando como era posible tanta desgracia.

Este es el cuadro psíquico y físico con el cual llegue frente al Hermano Rodolfo. Recuerdo claramente el día que llegue. Fue un 27 de Julio de 1980. al conocer al
hermano inmediatamente supe que había llegado al sitio que tanto estaba buscando (aclarando que yo era una de esas personas que buscaba a Dios desesperadamente con la finalidad de sanarme recorríendo muchos Centros Espirituales). Comencé una dieta profundamente convencida. No me importo la gran comilona de mi casa por fiestas Patrias, yo continuaba en mi dieta. Por fin llego el día tan ansiado. Al comenzar la meditación recuerdo que tenía un poco de miedo, me dije a mi misma que pasara. Luego ingrese en la Asociación y comenzó mi preparación interna en el campo espiritual y como algo paradójico
apareció nuevamente mi enfermedad. Ya para esto con la ayuda del Hno que siempre me instruía constantemente, le tome como una gran prueba para mi, y no me desmaye, ni desmayare, en mi propósito de alcanzar mi autorrealización.

Un día, después de haber estado tres días y tres noches mal, meditando y aprestando mis servicios, tuve una vivencia tan real que contarla seria materia de especulaciones y las cosas de Dios no se especulan. Lo cierto es que al día siguiente amanecí tan bien, tan bien como me siento ahora. Y jamás volvieron los ataques de asma. Mi agradecimiento y gratitud hacia el Hno Rodolfo y a toda la Asociación.

 

4.- Asma y artritis
Soy LISARDA G. de R. Cuando llegue al Centro de Autorealización Espiritual, me encontraba muy enferma hacia 20 años, pero poco a poco mi tensión fue creciendo y comencé a sentir un calor extraño en todo el cuerpo. Mi respiración se hacia muy intensa, cada vez mas intensa, mi curiosidad era muy grande. Pero la fuerza que me envolvía era superior a todo razonamiento. (los que han vivido esta experiencia me pueden entender). Continué la meditación siempre envuelta
en esa fuerza misteriosa para mi, hasta cuando llego el final.

Me fui a mi casa y en la noche me vino como una especie de tos y comencé a arrojar una cantidad de flema, que calcule, sería como medio bacín. Al día siguiente me levante feliz, sintiendo en mi interior, como un nuevo amanecer se abría ante mis ojos, transcurrió el día, siempre tosiendo y arrojando flema, pero cosa curiosa, tenía un poco de fiebre, mi enfermedad me había consumido por 25 años, pese a haber agotado los sistemas de terapia modernos con medicamentos.

El proceso de mi curación tuvo dos fases, en la primera  la enfermedad desapareció repentinamente de un día para el otro, yo me sentía la mujer mas feliz de la tierra como me siento hasta ahora, daba y doy gracias a Dios por haber
encontrado en mi camino a un ser tan maravilloso como es el Hno Rodolfo, pues también sufría de los nervios e inútilmente visite varios médicos, tengo en mi poder mi tarjeta de atención medica con la que puedo comprobarlo en cualquier momento.

Asimismo sufría de artritis crónica, llegando casi a la invalidez, de esta enfermedad también fui tratada por varios médicos no obteníendo mejoría. Fue entonces que encontré una amiga llamada Marina, a la que el Hno Rodolfo había curado de una enfermedad a la vista recomendada por ella fui en busca del Hno en febrero del año 1979. Doy gracias a Dios por haber llegado a este Centro ya que después del primer tratamiento que recibí, dormí toda la noche, como no lo hacia en mucho tiempo. Mis palabras pueden ser confirmadas por muchos de los hermanos que me vieron llegar tan enferma. Eso es en cuanto a mi salud física, con respecto a mi salud mental, he tenido una renovación general, pues antes yo era muy estrecha de conceptos hoy en día soy una mujer transformada mental y espiritualmente, pues he mejorado, pero considero que todavía me falta mucho que aprender, pero soy feliz de haber tenido la suerte de llegar a este momento.

 

5.-  Calambres
Soy IRMA E. M. Un día me encontraba desilusionada con mi enfermedad (calambres en todo el cuerpo) y habiéndome tratado por más de dos años en el Hospital del Seguro Social del Empleado, me encontré con una señora que había sido atendida y curada de una enfermedad por el Hno. Rodolfo, aconsejándome que acudiera donde el Hno. Quien según me dijo, hacía milagros entre otras tantas cosas que me relató, por lo que regresé a mi casa y acudí a buscarlo. Me entrevisté con el Hno. Quien me invitó a que pasara a la primera charla, escuché con bastante interés y me sometí a su tratamiento, tomé las hierbas, hice la dieta de purificación y al siguiente sábado fui a la primera meditación.

La experiencia más grande de mi vida, el lugar de meditación, una habitación pequeña, alfombrada, con fragancia de incienso aromático, perfume de rosas y violetas, que incitan al recogimiento, a la humildad y a la adoración a Dios. Entré en el lugar de meditación temblando de miedo, no conocía bien al Hno. Rodolfo,
pensé que me iba a hipnotizar a hacerme dormir, por qué no confesarlo, si este testimonio me da derecho a poner en claro mIs experiencias vividas en esos momentos, pero al recordar que mi enfermedad me tenía acoquinada, me esforcé en sentirme segura, pero no podía conseguirlo. En eso el Hno. Rodolfo me hizo pasar al lugar de meditación. Me senté en una silla en el centro de la habitación. Apagó la luz y me dijo que cerrara los ojos y pusiera mis manos sobre mis rodillas, con las palmas hacia arriba y pronunciaba muy suavemente, relájate. Estas palabras las pronunció varias veces, pero me era imposible relajarme, porque estaba muy tensa, muy rígida. En eso sentí de pronto una inmensa tranquilidad y en esos minutos estaba relajada. Mi cuerpo se convirtió como en una masa, luego sentí que el Hno. Rodolfo me pasó la mano por mi frente y pecho, en ese instante yo observé que estaba encerrada en una bolsa de plástico amarrada por mi cabeza. Entonces él ha venido y sentí que me desató y el plástico rodó hasta el suelo, por lo que tuve que levantar los pies para salir de ella. Entonces me sentí liberada.

Y estando con los ojos cerrados sentí y vi que una luz entre blanco y celeste caía del techo verticalmente y me bañaba. En eso sentí que todo mi cuerpo vibraba, no de miedo sino de una inmensa alegría que es muy difícil contar lo que fue. Me llenó de gozo, estaba conciente, entre dormida y despierta. En eso sentí tocar una campana a toda fuerza que me sobresaltó y volví a estar conciente. Cuando el Hno. Me indicó que abriera los ojos despacio y me levanté casi sin poder caminar. Descansé, besé las manos del Hno. Rodolfo en señal de gratitud, porque en ese momento me parecía que toda la enfermedad se me había curado. Desde ese día de la primera meditación con el Hno. Rodolfo, comencé a mejorar. Solamente estuve con calambres más alejados día a día. Ya han pasado dos años y me encuentro bien. Tengo fe en esta terapia que el Hno. proporciona, pero es muy recomendable cumplirla al pie de la letra.

Quiero hacer presente que vengo visitando la Asociación hace más o menos dos años, pero la curación la obtuve en tres meses. Es muy confortable visitarla porque desde el momento que una persona entra en el dintel de la puerta ya siente el aroma místico que este recinto nos proporciona y estando en las habitaciones donde se medita, aumenta la alegría, la paz, la fraternidad. No tengo palabras para agradecer al Hno. Rodolfo por todo lo que hace por la humanidad, solo nos queda pedirle a Dios que nunca lo desampare porque como Ud. No hay dos, que todo da sin recibir nada a cambio. Por eso Hno. Rodolfo, Ud. Que está con Dios, que lo ve y lo vive de cerca, porque El le ha dado ese don, bendito sea.

 

6.-  Cancer al utero
Yo Paulina,  CALLAO, Peru, (17 de Octubre de 1987) manifiesto en forma  voluntaria y para los fines que estime conveniente la Asociación Cultural de Autorealización Espiritual, lo siguiente: Que desde el 3 de septiembre de 1984, venia sufriendo de los estragos de un cáncer al útero con manifestaciones de mucho dolor, además de hemorragias constantes. Comencé mi tratamiento en el instituto de Enfermedades Neoplásicas con específicos de farmacia y baños de cobalto sin resultados positivos.

El 29 de setiembre y como último recurso, me someto a la terapia que imparte el Hno. Rodolfo en la asociación arriba indicada, siendo constante en la disciplina, manteniendo mi fe puesta en Dios y tomando las hierbas medicinales que gratuitamente me eran proporcionadas. Desde el inicio de la terapia de purificación concurría a las terapias por autorrealización y después de tres meses
aproximadamente de haber realizado mi tratamiento, comencé a sentir notable mejoría, aunque debo indicar que las hemorragias desaparecieron a los 15 días de la citada fecha.

Tras persistir en las meditaciones y manteniendo inalterable la disciplina me iba al Instituto de Enfermedades Neoplásicas para los controles que me indicaba el médico, mas no tomaba los medicamentos que me recetaban. El primero de octubre de 1987, concurrí al servicio de ginecología del mencionado instituto y después de confrontar los resultados del papanicolao y de la biopsia, tomadas en el control anterior, un examen clínico minucioso efectuado por una junta de médicos, concluyeron que me encontraba completamente sana, indicándome los mismos que puedo llevar normalmente mi vida, señalando además que mi curación era un milagro terminando por felicitarme. Doy gracias a Dios y al hermano Rodolfo por la ayuda recibida, dando este testimonio, constancia de mi curación.

 

7.-  Colitis gastrica
Siy ISABEL de E. Por referencias de una prima, llegue a saber que en Rimac había un señor, el Hno Rodolfo. Al comienzo no me interesó mayormente, pero paso un tiempo y vino de visita una amiga, que me contó que estuvo al borde de la muerte, con cardiopatía, que los médicos ya no podían hacer nada por ella. Como último recurso la recomendaron que fuera donde el Hno Rodolfo, quien la trato solo a base de hierbas y meditaciones, al poco tiempo, comenzó a sentirse bien y poco a poco dejo de sentir el terrible dolor al pecho y espalda. Me dijo que ahora se sentía perfectamente bien y muy agradecida al Hno Rodolfo. Le pedí me llevara al Centro para yo también tratarme de la colitis gástrica que padecía ya dos años sin poder curarme, a pesar de que me trataba con infinidad de medicamentos en el Hospital del Seguro Social .

Llegue al local de la Asociación de Autorrealización Espiritual en el año de 1976 y me invitaron a pasar para escuchar una charla del Hno. Rodolfo con todas las personas que iban por primera vez. Para mi conocer al Hno. Rodolfo fue de un impacto tremendo, fue impresionante ver una persona majestuosa y muy espiritual, no parecía terrenal y hasta ahora lo sigo viendo asi. Nos habló haciéndonos comprender como debíamos vivir purificando nuestro espíritu y cuerpo pero mejorar nuestra salud, a base de hierbas medicinales, de una alimentación sana, sin comer carnes rojas y aprendiendo a meditar. Quede maravillada, con todos los deseos de cumplir todas las indicaciones que nos hizo, y gracias a Dios y al Hno Rodolfo, poco a poco fui sintiéndome bien, se me fue quitando el malestar de la colitis y deje todos losa medicamentos de la botica. Solo tomaba hierbas del Hno Rodolfo. Ahora estoy curada, me siento sana, feliz, con deseos de ayudar a otros hermanos que como yo vienen a busar cura a sus dolencias.

Nunca terminaré de agradecer al Hno Rodolfo porque gracia a el, soy otra persona, que mira de una manera mas positiva la vida. Ahora pertenezco como miembro a la Asociación, nunca podría apartarme de este centro donde he recibido tanta ayuda espiritual, como física y doy gracias a Dios por haber conocido al Hno Rodolfo una persona tan desinteresada que su meta es solo hacer el bien al prójimo, me parece que solo de siglo en siglo, aparece por mandato de Dios, un ser tan bueno como este Hno. Que da todo su ser y su amor al prójimo sin pedir nada, al necesitado, a los niños pobres.

 

8.- Colostomia y artritis
Soy Alicia de PORTOCARRERO. El motivo principal de esta declaración tiene 2 bases: la primera ante todo dar gracias a Dios y al Hno Rodolfo por haberme devuelto la salud física y espiritual que todos los humanos anhelamos; y la segunda que ayude a tener fe a los hermanos que no estén muy convencidos de la
maravillosa obra de autorealización que Dios a través del Hno Rodolfo hace en esta época de tantos desequilibrios . Hace 5 años en pésimo estado de salud fui al Hno Rodolfo llevado a insistencias de una excelente amiga mía, cuando solo faltaban 6 días para que un famoso proctólogo de esta ciudad me operara y me hiciera una colostomia.

A los 2 días que había ido al Hno Rodolfo, por indicaciones del médico que me estaba tratando me tomaron una nueva radiografía y para sorpresa del mencionado galeno y mía, todos los problemas que hubieron anteriormente en mi
intestino habían desaparecido mostrando en cambio un intestino limpio, transparente como si jamás hubiera tenido el menor problema en el. El medico no podía dar crédito a lo que sus hijos veían puesto que el por una radiografía anterior,exámenes, análisis, etc, etc, sabia de lo que adolecía. Conté al Doctor que había estado en una meditación efectuada por el Hno. Rodolfo y el mencionado Galeno me dijo: Señora Alicia la mesa y la sala de cirugía estaban reservadas para Ud. el próximo lunes (este día era viernes), pero la felicito por no necesitar operación, tengo que reconocer que lo que ha sucedido con Ud., es un verdadero milagro.

Además padecía yo una artritis progresiva, ahora bendito sea Dios que a través del Hno Rodolfo me ha devuelto la completa salud, así como a innumerables personas en Talara ciudad donde vivo, que han recuperado la salud de enfermedades incurables y desahuciadas por los médicos. Muchos de los hermanos estarían dispuestos a dar su testimonio de gratitud, otros una vez que han sido curados, por tantos prejuicios, quizás no hagan público su reconocimiento por todo lo que le deben a Dios y al Hno Rodolfo, que no es otra cosa que la vida. Me siento feliz y orgullosa de haber sido favorecida por el señor y por esto repito: Benditos sean Dios y el Hno Rodolfo que en forma por demás desinteresada, pues no cobran en absoluto por el ratamiento, cura a todos los hermanos que acuden a el en los de ayuda, sin distinción de clase, color, ni condición. Dios bendiga a todos e ilumine a los que tengan la suerte de leer este testimonio.

 

9.- Columna vertebral desviada, fibroma uterino
BENITA S.E. Visite por primera vez al Hno Rodolfo el 7 de febrero de 1981 en Chaclacayo. Sufría de la columna vertebral desviada y tenía muchos dolores musculares. Adolecía de un fibroma uterino al lado izquierdo que me causaba mucho dolor en el estomago, permaneciendo siempre hinchado con muchas mortificaciones. Los pies se me adormecían hasta la altura de la rodilla, cuando estaba parada en un solo sitio, por lo que no podía viajar parada, ni salir a la calle con frecuencia. El cerebro me dolía mucho y había días en los que permanecía inútil sin poder hacer nada; en los ojos tenia hinchadas dolorosas. Soy corta de vista y tenía carnosidad.

Después del tratamiento con el Hno. Rodolfo los resultados son los siguientes: de la columna, me siento prácticamente como si estuviera sana. Del fibroma, creo que he sido operada el 3 de agosto de 1983. en esos días sentí mucho dolor, como si estuviera herida, después que los días pasaron, todo desapareció y mi estomago esta normal, sin hinchazón ni dolor. El adormecimiento de los pies se me quito al poco tiempo de haber asistido a las charlas de meditación, por lo que ya no tenia problemas al viajar. Del dolor del cerebro, estoy bastante bien. Ahora hago trabajos manuales, leo sin problemas. De la vista me siento bien, la carnosidad ha desaparecido por completo y siempre recibo curaciones departe del Hno Rodolfo.

 

10.- Discopatía en la columna vertebral
PAQUITA N. De S. Queridos hermanos, antes de empezar mi testimonio de mi  esposo. Deseo a manera de introducción manifestarles que desde muy pequeña tenía cierta ansiedad de algo, una constante búsqueda, recuerdo con mucho cariño a mis orientadores quienes nunca lograron llenar el vacío que a menudo se
presentaba dentro de mi ser, cada día era mas intenso, mas desesperante, ocurrían cosas dentro de mi, pero no podía discernir, estaba confusa e intranquila, había una necesidad de algo desconocido, un ser grandioso. Y así fue, como un sábado, el 24 de octubre de 1979, estuve muy contenta, luego me di cuenta que mi esposo estaba pasivo tranquilo.
Dos días después, empezó a sentirse muy mal, no le di importancia, estaba muy inquieta. Se había presentado una oportunidad muy buena de trabajo para mi, estaba decidida a todo, por la tarde al regresar a casa, encontré muy mal a mi esposo, imposibilitado de movilizarse. Dada su gravedad lo lleve al médico mas cercano, quien le receto una serie de medicamentos, al día siguiente estaba mejor,
se movilizaba de una manera mecánica, se había intoxicado. Al día siguiente se agravo no pudiendo movilizarse. El medico volvió a verlo, ordenando una serie
de análisis, radiografías, etc. El diagnóstico fue una discopatía entre la tercera y cuarta vértebra, era una intervención quirúrgica a la columna. Son golpes muy fuertes que confunden al tener que tomar decisiones. El neurólogo tenia la ultima palabra, mientras tanto, el estaba postrado en cama dura, como es usual en estos casos, pero mi esposo sufría cada día mas. En un momento tuve la oportunidad de conversar con una doctora, ella fue quien me oriento, trato de darme fuerzas y me dijo que buscara al Hno Rodolfo que el seria quien me diera la ultima palabra.

Para entonces el hermano Rodolfo se encontraba en Piura, espere una semana, lleve a chaclacayo a mi esposo y escuchando una charla pusimos toda nuestra confianza y mucha fe desde el primer momento. Sin embargo, se completo los exámenes restantes, análisis clínicos, radiografías y miografías, continuábamos con la visita del neurólogo del hospital .

La primera semana nos pusimos en dieta, siguiendo todas las indicaciones que el hermano nos dio, mi esposo empeoro y se puso grave, tuve duda, vacilación desconfianza, impotencia, frente a un dolor como era el de  mi esposo; un día a las once de la mañana en un momento de sufrimiento entre al baño a lavarme las manos y de repente una fuerte iluminación plateada cubrió todo mi cuerpo, me sacudió con una fuerza incontenible envolviéndome, después de largos segundos no se cuanto tiempo, tuve paz, confianza, seguridad, sabia que mi esposo sanaría, el día viernes regresamos para la curación . Es allí donde entendí lo que me había pasado, esa luz volvió a penetrar en mi, me hizo recibir la experiencia anterior, encontrándome a mi misma, me identifique, fusione mi espíritu a la única realidad, al amor puro e infinito que nos mueve a permanecer unidos para siempre a un Dios Eterno y Todo poderoso, mi esposo empezó a sanar, lo admiro porque el siempre tuvo mucha fe y se mantiene siempre con esa fe fuerte y firme, posiblemente
el de su propio testimonio en una próxima oportunidad. No fue operado, no toma ningún medicamento sano mas o menos en seis meses, hoy esta muy bien y viaja constantemente, cabalga y lleva una vida normal.
Gracias a la oportuna dicha de conocer al Hno. Rodolfo Ríos Medina, que para nosotros es un gran maestro, ya que no solo hemos recibido la bendición de la salud, si no mas que eso, sus enseñanzas y la constante orientación en nuestras vidas espirituales. Que Dios los bendiga a todos los Hermanos que tienen fe y confianza en EL.

 

11.- Enfermedad nerviosa y gastritis
EVA ALTEZ Profesora de la universidad agraria, Lima Peru. Yo Eva, miembro real de la asociación cultural de autorrealización espiritual, manifiesto lo siguiente: por la gracia de Dios, fui guiada a este centro cultural por medio de una señora llamada Maria Muñoz quien fue intervenida por el Hno Rodolfo. Ella fue curada de una enfermedad reumática, incurable; hoy en día esta señora se encuentra
completamente sana. Al enterarme de este hecho, mi interés fue creciendo, así que tome nota de la dirección del centro cultural y llegue a este lugar, donde recibí por primera vez la charla del Hno Rodolfo, la cual me impresiono profundamente. Fue así que empecé a asistir a las meditaciones de terapia integral, donde fui curada de una enfermedad nerviosa que tuve a raíz de la menopausia, que me cogió con una fuerte gastritis estomacal.

Actualmente, soy una persona sana, curada de esta enfermedad de origen psicológico, la cual parecía imposible de curarse ya que visitaba a los médicos los que solían recetarme pastillas y mas pastillas, luego visite al neurólogo, al psiquiatra y no pude conseguir lo que encontré en el centro cultural. En cada meditación que asisto, siento que el ser supremo se desliza en este suelo bendito, donde los hermanos alcanzan la gracia que recibimos. Así es como mi inquietud es mas frecuente, a medida que va pasando el tiempo, porque me permite tomar conciencia en cada experiencia que voy viviendo. Ahora soy una persona alegre, gracias a Dios y a nuestro Hno Rodolfo, que nos llena de paz, felicidad y amor. A todos aquellos que quisieran participar como Miembros Reales de este movimiento, desearía que experimentaran y tomaran conciencia para que pudieran comprobar que es muy cierto, pues llena de mucho interés por lo que el amor va sintiéndose más profundo. La que relata este testimonio, viene asistiendo a esta Asociación cuatro años y me siento contenta al tener al Hno Rodolfo como maestro y guía espiritual, quien nos hace llevar una disciplina espiritual de vida sana y moral.

 

12.- Faringitis, dolor al tobillo
Belen CANO MENDOZA. Fuimos a la Asociación Cultural de Autorealización
Espiritual, tres de la oficina y dos amigos por diferentes razones para comprobar algo fantástico que nos contó una señora. Entre risa y risa llegamos y casi nos vamos porque el ambiente era fuera de lo común a un consultorio u hospital.  El estado en que llegue aquí fueron depresiones profundas y continuas, faringitis crónica, dolor ligero y constante por el rompimiento del ligamento del tobillo a raíz de un accidente; secuela de polio que no duele mas si molesta; otros menores: riñones, columna, dolores de cabeza.

El estado físico de las personas depende del estado psicológico de las personas es una verdad que he podido comprender y comprobar en casi los 7 meses que vengo; he mejorado muchísimo, ha desaparecido el dolor de cabeza y tobillo, hasta hoy he tenido una depresión que duro pocos días, antes era al revés. Este invierno solo obtuve una faringitis catarral que la cure tomando el agua de hierbas. Tener un cuerpo físico sano es importante pero necesito desde siempre ir mas lejos; necesito encontrar la paz de mi corazón; quiero encontrarme a mi misma una meta difícil de alcanzar, mas no imposible como se dice.

Lo rescatable de todo esto es que quiero con todas las fuerzas salir de la oscuridad y llegar a la luz, sé que no estoy sola y que a el todo le debo, pero necesito ayuda y se que ahora la tendré, aun tengo dudas, temores que irán desapareciendo. Nosotros no debemos creer o no creer, nosotros debemos comprobar, es mi mensaje a todos para que reflexionen y empiecen ya.

 

13.-Fibromas uterinos
Mi nombre, Mercedes 0.  acudí al Centro de Autorealización Espiritual gracias a una vecina la Hna. Eva, a la que había contado mi problema motivado por que sufro fibromas grandes, cerca del útero, según ecografía tomada en el Hospital Cayetano Heredia, por lo que según el medico no puedo salir embarazada. Por este motivo, siempre me encontraba nerviosa, de mal humor, reñía mucho con mi esposo. En realidad estaba en un estado de nervios terrible, aburrida de mi familia, de mi trabajo.

Aconsejaba por la Hna. Eva, acudí al Centro de Autorealización Espiritual el 19 de Mayo del presente año, fecha en que escuche la charla, de la que salí muy contenta. Al llegar a mi casa me puse a pensar en todos los consejos tan amenos que nos dio a todos las personas presentes. Al día siguiente, empecé la dieta, la cual hice con mucha fe y voluntad. El día 24 ingrese a meditación, lo cual fue para mi algo nuevo. Sentí una paz y una tranquilidad a mi espíritu, que me siento otra persona. Estoy muy contenta, gracias a Dios y a Ud., Hno Rodolfo. Me siento muy bien. Continuo asistiendo a las meditaciones de donde salgo limpia de alma, muy contenta, muy tranquila, porque durante las meditaciones me encuentro a mi misma. Le doy gracias a Dios y le pido que me ayude al igual que a tantos hermanos que están en peores condiciones que yo. Tengo fe ciega en que me podré aliviar. Gracias al Hno. Rodolfo, me he quitado el vicio del cigarro, actualmente no ingiero
licor ni carnes rojas. Le doy las gracias a Ud. Hno por la paz y tranquilidad que siento en mi espíritu. Rezaré siempre por Ud. Estoy tan contenta de todo lo que he experimentado que cuando converso con las personas amigas, les cuento mi experiencia y las oriento para que vayan donde Ud.

 

14.-  Gastritis
Yo Maria T. R., como simpatizante de la Asociación Cultural de Autorealización Espiritual, afirmo que a mediados del mes de junio de 1983 llegue al centro Cultural por intermedio de una amiga, quien fue curada por el Hno Rodolfo de una fuerte gastritis estomacal originada por un factor psicológico, a consecuencia de la menopausia. Actualmente esta amiga, es miembro de la Asociación, ella me converso sobre su caso, y me hizo sentir cierta inquietud, algo que me animaba y desanimaba interiormente a conocer el Centro Cultural. Con frecuencia visitaba la Iglesia y oraba, pediendo a Dios y a la Virgen que guiara mis pasos donde debía ir.

Como a menudo visitaba la casa de mi amiga y dada la confianza y amistad de años que nos unía, le manifesté todo mi desosiego a causa de muchas preocupaciones de índole personal, que no deseo exponerlas en el presente contenido. Recuerdo que muchas veces acordaba con ella que iríamos al centro cultural y por motivos de trabajo u otro no lo hacíamos.  Fue así que un día viernes estando en mi centro de trabajo, tuve un fuerte impulso de conocer el lugar y solicitando permiso me dirigí directamente a la casa de mi amiga. Ese día escuche por primera vez la charla del Hno Rodolfo la cual me pareció muy interesante se presento la oportunidad de conocerlo y conversar personalmente con el, y en forma breve le expuse mi problema. Luego empecé a asistir continuamente a las meditaciones de Terapia Integral donde paulatinamente fui sintiendo una mejoría en todo mi ser, era algo que no podía explicármelo. Así fui superando la excitación nerviosa de causa psicológica, que se reflejaba con fuerte dolor de estomago y vómitos que no podía reprimir. A la fecha ya no padezco estos trastornos que pese al tratamiento de los médicos y psiquiatras no los podía superar.

Refiriéndome a la corriente mística de la Asociación, considero que el avance se da a cada uno de nosotros a través de las meditaciones y poco a poco uno se va identificando con ella, por medio de la disciplina que imparte en cada uno el Hno Rodolfo. La presencia de Dios es cada vez mayor en cada meditación que experimento. Siento su amor y protección. Mi propósito es alcanzar una identificación plena con la corriente Mística que motiva a la Asociación, analizándome a mi misma lo que voy experimentando a través de las meditaciones. Pensamiento: “Cada uno de nosotros en cierta medida ha nacido bueno, mediocre, malo; pero igual que la inteligencia, el sentido de la moral puede ser desarrollado por la meditación, la disciplina y la fuerza de voluntad”.

 

15.- Gastritis  emocional/ ulceras
Leyden RIBEYRO, Economista.  El que escribe el presente testimonio, es un miembro de la Asociación de Autorealización Espiritual Inuani” que ha llegado a este centro por motivos de salud, en el mes de mayo de 1980, cuando el local funcionaba en las Acacias, Chaclacayo. La forma circunstancial en que conseguí el nombre y dirección del Hno. Rodolfo, resultó providencial para mí, por cuanto a esa fecha venía adoleciendo por más de 15 años de gastritis emocional, irritabilidad e inseguridad. Por largos años me había sometido a tratamientos que incluían exámenes radiográficos, análisis, tubajes y toda clase de medicamentos que resultaron ineficaces para controla los desordenes anotados, agravando con ello la infelicidad y sufrimientos en mi persona. Las últimas placas radiográficas que se tomaron eran desalentadoras, ya que revelaron cuatro zonas donde se iban a declarar las úlceras, por donde luego se perforarían mis intestinos, y que para salvar mi vida posteriormente necesitaría una operación,
según el especialista que me atendió.

Con el deseo de superar tan difícil situación, además de no poder dormir ni comer, y teniendo la dirección del Hno Rodolfo, me fui a Chaclacayo para ver como era la terapia.
Enterado de la dieta vegetariana, que era ayudada por unas hierbas medicinales para purificar y desintoxicar el organismo y otras instrucciones para obtener paz espiritual,los puse en práctica sin dilaciones para poder participar en las meditaciones que desde ese momento sabia, que con ellas superaría mis malestares. Bastaron cinco meditaciones una cada sábado para no volver a sentir mas ninguna molestia.
Las experiencias tan extraordinarias que vivía progresivamente en cada meditación, resultaban sorprendentes al sentir de un lado como la Energía Vital canalizada por el Hno, Rodolfo se manifestaba actuando en las partes afectadas, realizando la terapia físico y de otros , esta misma energía proporcionaba armonía, paz, amor profundo y una gran alegría interior indescriptible que me hacían sentir uno solo con la naturaleza. Sin embargo, después de estas sesiones maravillosas y estando completamente curado física y psíquicamente, me aparté
de la terapia para volver a mi anterior forma de vida. La vida normal que quería encontrar dándome todos los gustos para mi, en el comer y beber ya no resultaba tan normal, porque me encontraba con un profundo vacío en el espíritu que me hacia infeliz en cierta forma. Tuvo que transcurrir un año entre dudas, luchas internas y análisis rigurosos, para tomar una determinación de qué era lo que debería de hacer respecto a mi propia vida. Finalmente decidí retomar el camino de la luz que no se había apagado en mí, empezando nuevamente a meditar, pero esta vez con el firme propósito de inscribirme en la Asociación Cultural de Autorealización Espiritual, integrándome a la hermandad para servir con humildad, buscando también la trascendencia espiritual que me acerque al camino de la verdad, de Dios.

 

16.- Insomnio
Nancy V. Conocía al Hno. Rodolfo hace muchos años, llegue a el muy enferma, tratada por varios médicos sin dar solución al mayor problema que tenia, no podía dormir acostada, porque se apoderaba de mi persona una energía que me hacia girar vertiginosamente, me hundía y se obscurecía todo. Yo en ese momento gritaba y me desesperaba, sujetándome o cogiéndome de cualquier persona fuertemente y quedándome muy quieta hasta que pasara, esto se repitió por espacio de ocho meses en los cuales yo dormía sentada con el cuello rígido.

La primera semana no le dije nada al Hno Rodolfo solamente me limitaba a decir me siento mal, estaba impresionada con la presencia del Hno. La habitación se tornaba o tomaba diferentes formas y con luces que varían en diferentes colores. Eso sucedía cada vez que me presentaba a los tratamientos. Hasta que le hablé al Hno Rodolfo de mi problema y me dijo: “¡ acuéstate ¡” ,no, le dije, yo grito si me viene eso, además puedo arañarlo y jalarlo fuertemente, pues me sujeto a la persona más cercana. El dijo, confía en mí. Aferrada a su mano me fui acostando. A continuación oró y pidió ayuda, realizándome el tratamiento en el cual sentí una energía, un calor tan fuerte, algo maravilloso en mi ser... en mi cuerpo, que
quede tan relajada que no lograba reaccionar, hasta que después de varias horas, me dijo, “ahora, desde ahora, vas a dormir acostada... vas a orar y vas a decir, yo puedo dormir acostada porque mi Dios quiere que así sea, y nunca más va a sucederme esto...”. Así fue, desde ese día dormí acostada e incluso sin almohada.

Yo desde muy pequeña tenia muchas experiencia dejando el cuerpo en cualquier instante, veía muchas cosas que iban a suceder, siempre sabia lo que iba a suceder. A partir de la fecha en que conocí el Hno Rodolfo, decidí aprender todas sus enseñanzas e hice de la meditación y de la oración la razón de mi existencia, ya sea limpiando o en cualquier menester cotidiano de la vida...a orar intensamente... Aprendí por experiencias de vivencias lo que son las leyes grabadas en todos los seres, que hay que amarlos y respetarlos, aprendí a través de muchas meditaciones a que el dolor humano no me afecta... Todo lo contrario, que cada ser que llegara a este lugar, a este centro comprendiera y aprendiera que él es el único culpable de su dolor, de su enfermedad, que su mente es la que trabajaba en contra de su mismo cuerpo, por lo tanto no lloraba con ellos por más grande que su dolor se exprese en su sufrimiento, lo contrarie a la persona, o por muy grande que su desajuste emotivo o emocional fuese; todo lo contrario, la persona que llegaba tenia que recibir lo que yo tenia, esa preparación interna conseguida día a día en este centro de preparación y autorealización espiritual.

El camino es muy difícil ya que nos tenemos que despojar de todo lo que tenemos como humanos que somos, por algo dijo el Maestro Jesús, deja todo y sígueme. Las cosas no se dejan, ni se hacen, ni se realizan sin sacrificio, sino todo lo contrario, tomando conciencia que se vino a servir, a dar, a cumplir una labor, una obligación, este es un deber que debe ser realizado simplemente como debe ser, como es, no condicionando en ningún instante nada de lo que se realiza, no esperando nada, el que tome este camino no espere recibir nada. Así también comprendí las sabias palabras del Maestro Jesús de poner la otra mejilla a quien más daño nos haga, amarle más por que ese es el ser que más necesita, si no quien lo va amar, por intermedio de estas personas o seres son los que más me han ayudado a encontrar el camino de la verdad del amor Universal, y más aún, más allá del amor, el conocimiento de grandes leyes que rigen a los seres, todo esto aprendí en este centro de luz del Hno Rodolfo

Ayer como hoy vuelvo a repetir lo que un día hace muchos años dije: Lo más hermoso que me ha sucedido es haberlo conocido, con todo respeto y amor van estas palabras para el.  Pienso que aun estamos en el comienzo de un largo camino que recorrer, cada ser que se decida a seguir las enseñanzas de este centro, ha de trabajar arduamente en sí mismo, hasta llegar a ser una columna de luz, fuerte y verdadera que ningún temporal o vendaval por más fuerte que fuere la destruya, ha de convertirse en un gran pilar Espiritual. La paz infinita sea con todos los seres

 

17.- Mareos, dolor de oidos
Emma REYNOSO de BEDREGAL. En nombre de Dios voy a narrar lo increíble que me sucedió: Yo adolecía de una enfermedad de los oídos, fui operada en dos oportunidades y tenia que someterme a una tercera operación, Sufría de fuertes mareos, no podía voltear la cabeza a ningún lado, pues perdía el equilibrio y caía, para poder hacerlo tenia que girar todo el cuerpo, no podía agacharme, sufría de serios desmayos, especialmente cuando el Dr. realizaba las curaciones y limpieza debido a las supuraciones, sumándose a estos los dolores del oído y cabeza. Esto se me complico con un infarto al corazón, por lo que tuve que estar mas de un mes en cama, tenia agitaciones constantes, no podía estar sin medicamentos. Hasta que un día, mi hermana me dijo le hiciese el favor de acompañar a su hija donde un hermano a que la curase de la vesícula y asi evitar que la operasen, y que quizás también a mí podía curarme, que ella tenia fe y al ir ya me enteraría del procedimiento del Hermano.

Acudí donde el Hno Rodolfo, pero no por mi, fui solo por acompañar a mi sobrina. Al escuchar la charla, cuando dijo que realizaba operaciones al corazón estando en nuestra cama, muy escéptica me dije, eso solo Dios lo puede hacer. Luego analice todo lo que dijo el Hno Rodolfo punto por punto, en cuanto a la oración y meditación estaba plenamente de acuerdo, viendo que la dieta me convenía por mi dolencia al corazo la seguí, pero ni por un momento pensé en que podía curarme.

Al tercer día que hice la dieta, pensé que fuera el ultimo día, porque me daba mucho sueño, tuve un despertar muy brusco, y plenamente lucida y muy conciente, vi en la puerta de mi dormitorio una nube maravillosa, hermosa blanca como la nieve, como de un metro ochenta de alto, era voluminosa, inmediatamente me dije es el reflejo de algo, aunque sabia que no era sugestión, cerraba los ojos y los volvía abrir, pero la nube permanecía allí. Miraba hacia
otro lado, pero hiciere lo que hiciese, cuando volvía la mirada a la puerta la hermosa y radiante nube seguía presente. Luego desapareció y mi dormitorio se lleno de un perfume muy agradable, empecé a ver en un fondo blanco muchas figuritas, yo luchaba tanto mental como físicamente, nunca he sido miedosa, pero si temerosa de Dios, me aferraba desesperadamente a mi fe, clamaba a Jesús, y a la Virgen, y vi una cruz en medio de la figuras.

Luego sentí un campanazo en mi cerebro y una energía que penetraba por la punta de los dedos de las manos, los brazos se me abrieron en cruz y empecé a sentir que me curaba, me raspaban los huesos laterales de la cabeza, me dolía mucho toda la cabeza, sentía que me curaba hasta el cerebro, después sentí en los brazos como que me raspaban y limpiaban las arterias, hasta el corazón, todo el pecho me dolía, luego empezó con las piernas, sentía que me tiraban y limpiaban las arterias; luego nuevamente la cabeza, el corazón, las piernas, y así sucesivamente, hasta las cinco de la mañana. El Hno Rodolfo había empezado la
operación a las doce y media, puedo afirmar la hora, por las campanadas del reloj de pared, ya que no estaba bien despierta.

Todo este tiempo yo imploraba a Dios por todos los nfermos, por los necesitados, por los sufrimientos de todo e mundo y porque reine la paz espiritual y material, yo me quejaba a pesar de que resistía al dolor. Al final la voz clara pero suave del Hno Rodolfo me dijo “Ya esta, tenias muchas otras cosas mas, hasta cáncer”, le agradecí, di gracias a Dios y me dormí, cuando desperté estaba muy adolorida, la cabeza me dolía mucho y tenia la sensación de estar vendada y no la podía mover sino levemente, tenia las piernas y manos hinchadas y sentía mucho dolor, no podía caminar. Tuve que quedarme varios días en cama. A la noche siguiente sentí nuevamente al Hno Rodolfo, como que me sometía a un examen general pero muy suavemente. A la otra noche volvió nuevamente y experimente nuevamente las curaciones en la cabeza, los brazos y las piernas, pero ya no fue tan doloroso como la primera vez, al decirle que las piernas me dolían mucho, me contesto que tomase el mate de hierbas mas cargado, así lo hice lo cual mitigo el dolor, yo cumplía fielmente todas sus indicaciones, hasta el día de hoy.

El único medicamento fueron las hierbas, el polen y la miel de abeja, no he vuelto a tomar las medicinas gracias a Dios y al Hno Rodolfo. Toda mi familia estaba tan sorprendida y tan agradecida que no se cansaba de preguntarme como me sentía y que vuelva a narrar lo maravilloso que me había sucedido; el mas desconcertado era el cardiólogo que no se cansaba de examinarme y susurraba “no puede ser”. Al final me dijo que siga con los remedios y que regresase para sacarme otro electrocardiograma, por que su secretaria no había ido, y habían muchos pacientes, no volví, tampoco regrese donde el otorríno, pues me sentía muy bien y feliz.Donde no volví a faltar mas fue a las meditaciones, siendo lo único que nublaba mi felicidad el que mis queridos padres no hubieran gozado de esta felicidad, ya que ellos sufrieron mucho a causa de mi enfermedad.

 

18.-   Quistes ovaricos
KATIA T. DE M Hace mas de un mes fui al medico ginecólogo para que me hiciera un examen por los dolores que tenia en los ovarios, me tomaron una ecografía y aparecieron dos quistes, tenían que operarme. Unos amigos me llevaron donde el Hno Rodolfo, el mismo día en la noche en sueños el me curo, deje pasar diez días y fui nuevamente a tomarme otra ecografía y no tenia ni un quiste mas (ver fotocopia) El medico no podía creer, pues solamente habían pasado entre una ecografía y otra 29 días, al siguiente domingo volví a donde el Hno Rodolfo para agradecerle su curación y el me dijo: “Hermana es tu fé que te ha curado”.

 

19.-  Rinitis
Mi nombre, Fernando Fernández Chávez, edad 35 años, casado, con estudios Superiores. Mi testimonio reflejado en este documento no esta presionado ni manipulado ni menos faltando a la verdad. Solo relato la verdad tal y cual la forma que llegue a este Centro de Autorealización Espiritual y el porque aun me mantengo a el..

Desde el año 1970, se inicio un mal en mi organismo, al que los médicos llaman rinitis alérgica y por espacio de 8 años he estado padeciendo a diario la consecuencias que deja este terrible mal. Sencillamente a uno no le da ganas de vivir, por que tanta medicina a uno le dejaba atontado y como si me encontrase perdido, yo que solo tenia un metro de radio de acción para poder decidir lo que tenia que hacer, especialmente para realizar traslado de cosas a caminar, no pudiendo razonar con claridad y falta de memoria. En tales circunstancias es difícil llevar una vida de lucha, he asistido a diversos centros de salud, llámese lo
estatales o particulares, todos llegaban a la misma conclusión, el mal es incurable y solo requiere tomar pastillas antialérgicas o sus vacunas; y además, dejar de comer comidas ácidas.

Tanto buscar médicos y curanderos, un buen día conocí a una persona en una reunión familiar, y es aquí en donde tratamos el tema de la salud. Me contó del Hno Rodolfo, y de su obra altruista y de bien social. Y es así que el año 1979 llegue a conocerlo y también a conocer sus consejos sobre el sistema de alimentación, así como el sistema de vida. Soy franco y sincero en decir que a la fecha me siento muy recuperado de un caso al que yo veía imposible de mejorar. Llevo mi vida metódicamente y puedo trabajar con deseos de realizar cada vez mejor mi labor. De vez en cuando me quiere regresar el prurito de la alergia y los estornudos, pero realizo mi meditación en el lugar que considero conveniente y al poco tiempo siento muchas mejorías. Salvo que me ponga muy mal y llegue a tener irritación en la garganta acompaño a la meditación alguna medicina, pero sin llegar a consumir en abundancia. A diario sigo el régimen de tomar mi infusión de hierbas, polen, miel, frutas y ejercicios de gimnasia o caminatas. Agradezco al Hno Rodolfo esta curación, por un método
que desconocía y sobre todo, que en ningún instante el puso condiciones para conseguir alguna ventaja, que Dios lo ayudé para que pueda seguir recuperando a las personas por la meditación.

 

20 .-Riñones y columna vertebral
CECILIA V.  Fue en el mes de enero de 1981 y debido a que sufría una fuerte infección a los riñones y a la columna vertebral, que acudo a la sede de la Asociación que funcionaba en Chaclacayo, buscando al Hno Rodolfo con el propósito de conseguir mi curación, conocedora del éxito de la terapia integral que aplicaba .

Desde el primer día de meditación percibí una paz interior no alcanzada antes, poco a poco fui sintiéndome mucho mejor, había dejado por completo los medicamentos dados por el Hno Rodolfo, los resultados en lo que respecta a mi salud fueron óptimos, por cuando al sentir una notable mejoría acudí donde el medico para hacerme un chequeo. Los análisis dieron por resultado que la píelonefritis crónica que me aquejaba durante mucho tiempo, había desaparecido, no encontrándome vestigios de ninguna infección, paralelamente a esta mejoría los dolores que adolecía a la columna no se repitieron.

Además de la recuperación total de mis dolencias, encontré en la Asociación “Algo” interiormente. Que podemos ser mas útiles a nuestros semejantes. Hace dos años que soy miembro de la asociación y durante todo este tiempo mis vivencias me han permitido vislumbrar un mundo espiritual. En todo momento he considerado al Hno Rodolfo como nuestro guía y maestro ya que gracias a El es que nos es posible alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto, mediante el servicio y labor que se  despliega a favor de nuestros hermanos, por cuanto la filosofía de nuestro movimiento busca la fraternidad universal.

 

21.- Trastornos digestivos
Soy Bernabé ECHEVARRIA, Profesor y director, Public School, Profesor, Director cesante de varios centros Educativos de Lima Metropolitana, Peru y concurro con regularidad al Centro de Autorealización Espiritual dirigido por el Hno. Rodolfo. Comencé a asistir el 22 de abril de 1981, y sufría de una series de trastornos digestivos que fueron multiplicándose y obligándome a frecuentar diversos consultorios médicos, de especialistas en gastroenterologia, otorrinos, urología, psiquiatría y tomando por supuesto un sin número de medicinas que en lugar de ir mejorando fui empeorando física y espiritualmente.

En marzo de 1981, me vi obligado a viajar a Cajamarca, donde un buen hombre en nombre de Dios, inició mi tratamiento naturista, obligándome a suprimir la medicina de botica, pero el choque fue tremendo, más de 20 días y noches en blanco sin poder conciliar el sueño, que me insinuaba a regresar a la antigua medicación. Dios puso  entonces al Hno. Rodolfo en mi camino.
Escuche la charla de iniciación, hice una semana de ayuno y luego inicie un tratamiento mediante la  meditación. Después de algunas Semanas comencé a Experimentar algunas reacciones favorables, aunque algunas molestias se acentuaron. Creí entonces quizás ayudarme con las pastillas, pero el hermano Rodolfo con esa paciencia y firmeza que lo caracteriza me indicaba que no lo haga, porque de nada me serviría el esfuerzo, que se llegaría a un circulo vicioso, que tuviera paciencia y fe en Dios, después de 3 o 4 meses la mejoría se manifiesta. El Hno. Rodolfo me indico entonces si lo deseaba me hiciera un control medico. En el Hospital Militar Central, uno de los de mayor garantía del Perú, me hicieron el chequeo habiendo sanado de muchas y mejorado en un 90% de otras. Me olvide del consultorio de Psiquiatría, urología, y solo de ves en cuando recurro al de gastro y otorrino para un chequeo.

Por estas razones tengo que dar gracias a Dios y pido constantemente a la providencia nos conceda la gracia contar siempre con la presencia del Hno Rodolfo, para que nos siga ayudando a tantos, que en este valle de lagrimas lo necesitamos. Cuando encuentro a un hermano con sus achaques le doy la buena nueva de la existencia del Centro de Autorrealización Espiritual, pidiéndole que concurra a dicho centro armado de su fe en Dios, confianza en el Hno. Rodolfo y su constancia para ir cambiando sus hábitos y su carácter para que comience a experimentar la verdadera dicha de vivir.

 

 22.- Tumor canceroso cerebral
Yo María C de A. Doy testimonio del porque me encuentro en este Centro de Autorealización Espiritual. Llegue aquí por la enfermedad de mi hija mayor la cual sufría de un tumor canceroso al cerebro el cual no era operable. Confieso que al principio mi fe no era tan grande porque no conocía este centro, después poco a poco mi fe fue creciendo al experimentar aparte de la satisfacción que me producía la curación de la enfermedad de mi hija, las experiencias hermosas que me ocurren en cada meditación, sentía como si mi cuerpo se liberara de algún peso, era algo maravilloso lo que me estaba ocurriendo. Esa paz, esa tranquilidad, eran realmente maravillosas, entonces comencé a darme cuenta que algo así solo se siente cuando uno esta cerca de Dios.

Ese fue el motivo por el cual entregue mi fe a el, luego de curarse mi hija, el agradecimiento a Dios, al Hermano Rodolfo fue tan grande que quise colaborar con la asociación haciéndome uno de ellos, y estoy muy contenta de pertenecer a este Centro de Autorealización Espiritual. Que no solo ayuda a otras personas a que sientan las satisfacciones que yo siento en este camino a la realización de mi espíritu, ha encontrarme realmente con Dios, sino por todas las demás obras que desinteresadamente se hacen aquí ayudando al prójimo.

La misión que tenemos es muy grande, pero también son grandes las satisfacciones, en realidad me siento muy a gusto aquí y doy gracias a Dios por haberme dado esta oportunidad de hacer de mi vida una vida de provecho, por no desperdiciarla, por poder ayudar a mis semejantes, por sentirme realizada, no solo en espíritu sino también como persona.

 

 23.-  Tumor  Clioblastoma
ANA G. N. Es mediante este testimonio que doy fe a lo que voy a manifestar: Cuando conocí por primera ves este Centro de Autorealización Espiritual, fue por la enfermedad de mi hermana que se encontraba desahuciada, ya que tenía un tumor llamado Clioblastoma, ubicado en el parietal derecho, ramificado. Por este motivo los médícos le diagnosticaron poco tiempo de vida. Y ella mediante las meditaciones, se fue recuperando gradualmente hasta la fecha, ella sigue concurriendo a dicho centro porque ha encontrado la tranquilidad para su espíritu y su cuerpo. Yo también sentí un nuevo cambio en mi ser, ya que me sane de los bronquios, cada vez que llegaba el invierno, se manifiesta con el ronquido de pecho, es por todo ello que tengo que dar gracias a Dios, que guió mis pasos y me permitió experiencias nuevas en mi vida, Hoy en día mi  mente va despertando del letargo espiritual que me encontraba, ya que he comprendido que no solamente de pan vive el hombre, sino de alimento espiritual, que viene de Dios por las palabras manifestadas del Hno, que mediante las reuniones que tenemos en la asociación nos da orientaciones para el progreso de nuestro espíritu y de nuestro cuerpo, para que algún día podamos llegar a la luz de la verdad, que es el objetivo. Ruego a Dios que nos ilumine el camino y que nos llene de su inmenso amor para con nosotros.

 

24.-  Tumo r de  mamas
NATALIA V. C. Para mi, el Centro de Autorealización Espiritual, es un lugar de superación y todas las personas que pertenecen a este centro, son personas buenas, sobre todo el Hno Rodolfo, es un hombre muy noble y muy espiritual, yo
pienso que Dios le ha dado ese don y lo ha puesto en nuestro camino para que por su intermedio podamos recibir beneficios positivos gracias a la meditación. Escuche hablar del Hno. Rodolfo en 1979 y en 1981 tuve la oportunidad de conocerlo. En 1980 perdí a una hermana afectada de cáncer al seno que quede traumada, fue un pena tremenda. Desde allí le tome cólera a los médicos, quede demasiado desolada y nerviosa.
En 1981 a mi cuñada le salió un tumor al seno y como es lógico se asusto y nuevamente regreso la angustia y desesperación. Hablamos con una prima política Recate, es Alemana, ella conocía al Hno Rodolfo y por su intermediario fuimos con mis hermanos a chaclacayo. Escuchamos la charla, tome las yerbas indicadas por el Hno. Fue en esa oportunidad que yo hice mi primera dieta, con mi cuñada fuimos a la meditación, ella se sentía asustada, al terminar la meditación le contó al hermano Rodolfo, que mi hermano quería que se operara con los médicos. Le pregunto si podía hacerlo, contestándole el Hermano que si, que no se
preocupara porque todo iba a salir con éxito. Así fue que mi cuñada prometió ir a misa todos los domingos y comulgar, yo agradecía a Dios y al Hno Rodolfo porque pensé que el había hecho mucho de su parte por lo que comencé a tener fe. Con mi hermana y primas fui varias veces a Chaclacayo, después de un tiempo he venido a Maranga ya que siento la necesidad de encontrar la paz y el
relajamiento de este centro.

Con lo que le paso a mi hermana me quede traumada, pensaba que me iba a morir y tenia mucha depresión nerviosa, viniendo a este centro y haciendo la dieta me siento una persona normal, he superado los traumas y las tensiones emocionales, por este motivo vengo seguido porque cuando lo hago me siento feliz, también tenia un carácter irritable, ahora soy demasiado pasiva, yo misma me siento asombrada, y mi peor defecto era no perdonar a mis enemigos que son muchos, y ahora los perdono porque con la meditación he conseguido muchas cosas, mi madre sufre de la columna, el medico quiso operarla, y ella estaba decidida, porque los dolores eran insoportables. Cerca de un año no podía moverse, gracias a la meditación mi madre se siente bien, usa corsé, por todo esto yo me siento muy feliz Soy una persona que me gusta la tranquilidad, el campo,
el mar, por eso estoy muy a gusto con el Hno. Rodolfo, y siempre pido a Dios para que lo bendiga y nos siga ayudando.

 

25.- Ulceras estomacales
Escribo este testimonio para expresarle al Hno Rodolfo mi profundo agradecimiento por haberme mejorado de los males que sufría durante mucho tiempo, y ruego al todo poderoso para que lo conserve bien de salud y así pueda seguir ayudando a muchos hermanos que acuden a Ud. Para curarse de las distintas enfermedades que adolecen, no solo física sino psicológica y espiritualmente. Antes de venir a la Asociación Cultural de Autorealización Espiritual sufría mucho de dolores de cabeza que los médicos no me podían mejorar, también sufría de gastritis y una herida en el esófago que me produjo unas pastillas que me receto el medico otorrino. Eso arrojo la radiografía que me tomaron en la Clínica Maisón de Santé. Según el especialista me dijo que de haber seguido tomando esas pastillas me hubiera reventado la ulcera debido a esta hernia, el medico me receto Milanta II y una dieta especial a base de verduras, ese tratamiento lo tuve varios meses sin tener mejoría. He venido a sentirme mejor cuando empecé el tratamiento de purificación integral que Ud. Aconseja es por eso que pido a Dios que le bendiga por ayudar a muchos hermanos que acuden a usted para curarse de las distintas enfermedades que adolecen. En realidad, todo es poco para expresar el agradecimiento que le debo a Ud. Luis Z. M.

 

 
Inicio | Quienes Somos | Tips de Belleza | Productos | Dietas Naturales | Guías y Temas de Interés | Condiciones de Venta | Contactos
ACNE  |  ARTRITIS  |  ASMA  |  BRONQUITIS  |  DIABETES  |  FARINGITIS  |  GASTRITIS  |  IMPOTENCIA SEXUAL  |  MENOPAUSIA  |  MENSTRUACION
MIOMA FRIBROMA  |  NEUMONIA  |  OBESIDAD  |  SALPINGITIS  |  ULCERA  |  TOS

© 2008-2016 medicinasnaturistas All rights reserved the content is copyrighted to MGAinformatik | Bibliografía
 
Visitante

eateatecnologias diseño web lima peru