Cabello maltratado y con horquillas tratamientos

El cabello maltratado y con horquillas se debe al uso frecuente de tintes ú otros productos químicos.  Esta reacción se debe entonces a la propia degeneración del cabello; tratamientos agresivos con productos químicos como tintes, secadores o, simplemente, la acción de los factores externos (viento, agua, sol, baños en las piscinas, etc.) sobre el cabello.

En consecuencia, presenta un aspecto feo, descuidado, sumamente estropeado.
El cabello maltratado y con horquillas presenta síntomas según el evento o eventos que causaron el daño.  Los más comunes son cabello quebradizo, algún cabello muy rizado, horquillas, cabello que perdió su brillo o esplendor, y cabello que tiene sitios ásperos o desiguales.
El viento, la lluvia, las piscinas y el agua de mar, el sol, la polución, los químicos fuertes, las permanentes excesivas, lacas, blanqueamiento o coloración del cabello, uso de secadoras y aun sacudirlo mucho, pueden resultar en cabello maltratado.
Es por ello que las puntas de los cabellos resecos y maltratados usualmente están abiertas, lo que se conoce con el nombre de horquillas, puntas florecidas, dobles o espigadas; lo que también está relacionado a las frecuentes manipulaciones químicas a las que es sometida el cabello.  Cuando éstas aparecen, no hay otro remedio que cortarlas.

Sin embargo, se pueden prevenir hidratando el cabello.
Por ello, es muy importante que su cabello maltratado y con horquillas sea tratado con cuidado a la hora de peinarlo y lavarlo.  Requiera siempre del uso de un acondicionador dejándolo actuar por unos minutos cubriéndose la cabeza con un gorro plástico.  Como está cubierto, deje que el agua caliente le caiga para que el calor lo haga penetrar más.

A) Recomendaciones de cuidado para el cabello maltratado y con horquillas:

No Frotarlo; con la toalla luego del lavado.
No Desenredarlo; sobre todo con un peine de dientes estrechos inmediatamente después de haber sido lavado, ya que el pelo se encuentra muy frágil y puede formarse orquillas con facilidad.
No Usar Secador; muy cerca de éste ni tampoco cuando se encuentre de húmedo a seco, ya que lo estaría maltratando y resecando.  El secador debe ser empleado únicamente cuando el cabello está de mojado a húmedo y cuando más frío sea el aire que sale del secador, menos daño hará.
Colocar Compresas; bien sea de aceite de ricino y miel tibias o de hipérico y milenrama que se quitarán después del lavado con champú, ya que actúan como astringentes, cerrando las puntas.
Usar Mascarillas Nutritivas; y específicas para este tipo de cabellos, ya que su aplicación constante, sumada a todos los cuidados adicionales, devolverá al cabello su salud y vigor naturales.
B)  Tipos de tratamiento para el cabello maltratado:

Mascarilla para Cabellos Maltratados:

Aceite de Germen de Trigo:
Preparación:
Aplicarse aceite de germen de trigo en las puntas o en todo el cabello para nutrirlo a profundidad.  Este aceite es muy bueno por su alto contenido de ácidos grasos.
Aceite de Oliva:
Preparación:
Aplíquese aceite de oliva en el cabello seco, dejándolo actuar durante 3 ó 4 horas. El aceite de oliva es una potente fuente de hidratación y suavidad para este tipo de cabellos.
Compresas de Semilla de Lino:
Los cabellos secos son sensibles y van perdiendo su brillo, para prevenir debemos preparar una especie de gomina natural.
Preparación:
2 cucharadas de semilla de lino por cada medio litro de agua. El agua de lino, aplicada sobre el cabello limpio y repartida con un peine, devuelve al cabello su brillo natural de forma inmediata. Además, al secarse forma una película transparente que protege al cabello durante horas.
Tratamiento con Palta y Aceite de Girasol:
Preparación:
Mezcla la pulpa de una palta madura con dos cucharadas de aceite girasol y un chorrito de jugo de limón.  Aplícate la papilla en el cabello y déjalo actuar por 15 minutos.  Luego enjuaga con bastante agua.
Tratamiento con Huevo y Miel:
Preparación:
Caliente al baño María 1 huevo, 1 cuchara de miel y 2 cucharadas soperas de aceite vegetal.  Antes de que se enfríen del todo, masajear el cabello.  Cubra después la cabeza con papel de aluminio y deje actuar durante unos 10 minutos Luego, aclárese bien con agua.  Sus cabellos estarán bien nutridos.

Mascarilla para Cabellos Agrietados:

Aceite de Coco y Limón:
Preparación:
  Prepara una mezcla con aceite de coco y zumo de limón fresco.  Masajea el resultado por todo tu pelo dos veces por semana y verás los resultados.
El Limón:
Sirve para hermosear el cabello y tornarlo brillante, moje la cabeza con agua tibia, luego se frota concienzudamente toda la cabeza con un limón partido, procurando restregar todo el cuero cabelludo, enseguida se enjuagara con agua varias veces. Usando limón no hay necesidad de jabón.
La Palta:
Es muy eficaz para mantener el cabello limpio, brillante y hermoso, y su cuero cabelludo en buenas condiciones, así como para prevenir que este se vuelva seco y escamoso.

Mascarillas para Cabellos Encrespados y Rebeldes:

Miel:
Preparación:
Después de lavar tu cabello normalmente, mezcla 1 cucharada sopera de miel en un litro de agua. Vuelve a utilizar este nuevo “champú” y acláralo. Utilízalo después de cada lavado de cabello con tu champú normal.

Tratamientos para Cabellos con Horquillas:

Aceite Hidratante para el Cuero Cabelludo:
Ingredientes:
2 cucharadas soperas de capuchina
3 cucharadas de aceite de almendras dulces
4 cucharadas de vinagre
1 cucharada de aceite de germen de trigo
1 taza de agua
Preparación:
Prepara la infusión de Capuchina, pon a hervir el agua en una cacerola, retíralo del fuego, añade la capuchina, cúbrelo, déjalo reposar durante 5 minutos y filtra la infusión.  Calienta el aceite de almendras dulces, el aceite de germen de trigo y la infusión de capuchina en una cacerola a baño María durante 5 minutos, removiéndola constantemente con una espátula de madera. Retira la cacerola del fuego, vierte el aceite en una botella y añade el vinagre. Agita enérgicamente la botella para emulsionar el aceite.  Una vez frío, aplícate una cantidad sobre el cuero cabelludo y realiza un suave masaje. Deja actuar el aceite hidratante durante 20 minutos y lávate el pelo con tu champú habitual.
Aceite de Oliva:
Preparación:
Aplíquese un poquito de aceite de oliva en las puntas, peinar con los dedos y deje actuar. Para que haga más efecto, puede irse a dormir dejándolo actuar durante toda la noche.  Lavar por la mañana.
Aceite de Ricino y de Oliva:
Preparación:
Efectúe un tratamiento para las puntas abiertas o partidas elaborando una mezcla a partes iguales de aceite de ricino y aceite de oliva.  Luego, aplíquese una yema de huevo a modo de champú.  Después, cúbrase la cabeza con una toalla caliente y deje actuar el remedio por lo menos durante una hora.  Enjuáguese el cabello con vinagre de sidra diluido en una porción de 1 taza por 5 litros de agua y finalmente con agua fresca para eliminar cualquier residuo.  Para los cabellos finos, enjuague con cerveza.
Loción Capilar para Cabello Débil y Quebradizo:
Ingredientes:
3 cucharadas de capuchina
1 cucharada de pasiflora
1 cucharada de ortiga
½ litro de vinagre de Sidra
Preparación:
Introduce las hojas de Capuchina, de pasiflora y de ortiga en un recipiente, añade el vinagre de Sidra y cúbrelo. Deja macerar esta loción durante 2 semanas, agitando el recipiente a diario. Filtra la loción, exprimiendo las hojas de las plantas para extraer toda su sustancia y viértela en una botella con tapón hermético. Lávate el pelo de forma habitual y aplícate la loción por todo el cuero cabelludo. Déjala actuar durante 30 minutos con una toalla alrededor de la cabeza y enjuagarse el pelo con agua abundante.
Mascarilla de Guacamole:
Modo de Uso: Si su cabello es frágil y tiende a quebrarse, pruebe este acondicionador profundo. Haga un puré de palta bien maduro, tan maduro que se vea como que ya esta listo para hacer guacamole. Añádale un huevo y dos cucharadas de aceite de oliva. Masajéelo en su cabello humedecido, métalo bajo una gorra de baño, y déjeselo puesto de unos quince minutos a una hora. Enjuague, lave con champú y aplique acondicionador.
Tintura de Refuerzo con Ortiga:
Preparación:
Se prepara dejando macerar las hojas de Ortiga 10 g, Alcohol Etílico de 70º x 80 ml, agua 20 ml, durante una semana, en un frasco con cierre hermético. Al cabo de ese tiempo, se cuela todo y se vierte el preparado en una botella de cristal oscuro. Se usa a gotas, friccionando a diario el cuero cabelludo con un ligero masaje.
Tónico de Romero:
Preparación:
Ponga dos tazas de agua a hervir. Vierta el agua sobre una taza de hojas frescas de romero cortada en pedacitos. Déjelas en remojo hasta que se enfríe. Enjuáguese el cabello con esta mixtura después de hacerse el champú.
Tratamiento con Aceite de Almendras:
Ingredientes
1 cucharada de melaza
3 cucharadas de aceite de almendras, dulce
1 yema de huevo
Preparación:
En un recipiente, batir la melaza con la yema del huevo hasta obtener una pasta de consistencia espesa.  Luego, el aceite y removerlo bien.

Este tratamiento deberá aplicarse luego del champú, insistiendo en las puntas del cabello. Cubrirse la cabeza con una toalla y dejar actuar durante 20 minutos.  Aclarar el cabello con agua abundante.

Pagina Principal Abril Natura Página Principal