El sexo en la menopausia
 

El sexo en la menopausia es normal. Existe una creencia que las vidas de las mujeres cambiarán radicalmente y no podrán tener sexo,  que no podrán seguir con el mismo ritmo de vida, etc. La vida cambia, pero no como ellas piensan. La disminución de los estrógenos (hipoestrogenismo) durante la menopausia genera cambios importantes en el aparato urogenital que tienden a afectar la sexualidad en la mujer y a veces su autoestima, pero hay soluciones efectivas.


En la menopausia también se puede tener buen sexo
 

El deterioro de la piel durante el curso de la vida se acelera un poco debido a la deficiencia hormonal (progesterona y estrógeno), que produce degeneración de la fibra elástica del colágeno reflejándose como adelgazamiento de la piel, sequedad, descamación y consecuente menor resistencia y tensión de la misma. Además, la progesterona comienza a disminuir antes de la menopausia, cediendo su función competitiva con los andrógenos (hormonas masculinas) por lo cual aparece un crecimiento acentuado del vello en zonas no deseadas (hirsutismo), hipertrofia de las glándulas sebáceas (mayor transpiración), desaceleración del crecimiento del cabello conduciendo a la alopecia (calvicie).

 

La menopausia produce sequedad en la vagina


Durante la menopausia disminuyen los encantos y atributos físicos, que les provoca una disminución de la autoestima y llegan a  entirse menos deseadas. Esto hace que recurran a cirugías plásticas, que pudieran complicarse o no dar los resultados esperados debido a la pérdida de la fibra elástica del colágeno, implicando mayores costos terapéuticos y frustración en la mujer.


La sequedad en la vagina se puede resolver


Las mujeres pueden sentir sequedad vaginal, dispaureunia (dolor durante las relaciones) y vaginitis recurrente con prurito frecuente (flujo y picazón), debido al adelgazamiento de la grasa subcutánea con aplanamiento de los labios mayores y reducción del vello púbico, así como al adelgazamiento de la mucosa de la vagina, disminuyendo la cantidad de secreción vaginal (falta de lubricación), lo que hace vulnerable a la vagina, pudiendo ulcerarse y sangrar con facilidad. Pueden sentir urgencia miccional, incontinencia, nicturia (micciones nocturnas) o tener un prolapso genital, lo que puede reducir el disfrute sexual.
Aunque la libido puede disminuir por la deficiencia hormonal y el orgasmo se puede ver afectado por una consecuente disminución de la irrigación local, el declive en la sexualidad de la mujer menopáusica es más atribuible a factores psicoculturales que a los cambios fisiológicos. Algunos piensan que la actividad sexual de la mujer finaliza con la menopausia (lo cual no debe ser aceptado). Se hace mucha propaganda a productos que mejoran la sexualidad de los hombres, dejando en desventaja a sus parejas de toda la vida.  A veces, los hombres tienen entonces relaciones extramaritales, lo que afecta la estabilidad conyugal.


Pero resulta que para todos estos inconvenientes existen soluciones: el médico especialista puede indicarte una Terapia Hormonal de última generación, adecuada para tu edad y tu tipo de mujer, que mantendrá intacta tu libido, elástica tu piel y joven tu aparato urogenital.
Para ayudarte están disponibles productos hormonales sintéticos especiales, que se administran por vía oral, y también se continúan realizando investigaciones con medicamentos similares al Viagra® para la mujer.


También existen productos de uso local (gel, cremas, óvulos) con baja dosis hormonal, que no producen los efectos adversos sistémicos (muy temidos por las pacientes) pero si producen resultados que comienzan a verse rápidamente. Existe un gel que mejora la líbido en la mujer menopáusica (de reciente comercialización en el país). Para los problemas de lubricación hay un gel especialmente diseñado para que estés lubricada cada vez que lo necesites para tu disfrute sexual.


Puedes complementar tu tratamiento con productos de belleza, exfoliaciones, depilaciones láser, protectores solares, alimentación balanceada, suplementos vitamínicos, oligoelementos y antioxidantes (como vitamina B6, C, E, betacarotenos, cobre, zinc, magnesio) y hacer ejercicios, lo que te ayudará a estar espectacular.


Cualquier Terapia Anti-Estrés (psicoterapias, yoga, acupuntura, masajes, etc.) te ayudará a conocerte lo suficiente como para estar segura de ti misma, de lo que quieres, y de con quién lo quieres. Guiada por el Médico Especialista puedes lucir mejor que nunca, sentirte sensual y disfrutar tus relaciones sexuales todos los días o cada vez que quieras sin el temor de quedar embarazada. Estarás concentrada sólo en el placer, libre de temores; esta tranquilidad te permitirá alcanzar más y mejores orgasmos.
Pero, si pospusiste el embarazo y deseas ser madre ahora, también hay un tratamiento para tener bebés.


No debes temerle a la menopausia, sólo debes comprenderla. Puedes observar los ejemplos de Demi Moore (43), Madonna (47), Sharon Stone (48) o de Mimí Lazo (51) que opinan que las mejores cosas de su vida le pasaron después de los 40.


Descubrirás que la vida cambia y que el sexo en la menopausia es mejor.

 




Pagina Principal Abril Natura   Página Principal