LA SEQUEDAD EN LA PIEL

Se trata de un problema de la piel, caracterizada por la descamación fina y picor de ésta.


Si el proceso sigue avanzando, se presenta una descamación más manifiesta y eritema (rojeces). Con la edad, justamente, aumenta esta tendencia.


En estos casos, no debe exponerse demasiado al sol. Durante el verano, suele presentarse esta sequedad debido al frecuente baño en piscinas por contener éstas mucho cloro, lo que irrita la piel.


Aquellos quienes padecen de sequedad en la piel, se presenta ésta en el rostro, manos, brazos y piernas.


Con el transcurrir de los años se da una disminución del número de glándulas sebáceas, las que segregan una especie de aceite en la piel, y la capacidad de ésta para mantener la hidratación. La capacidad de la piel para mantener el líquido, y para proteger el cuerpo depende principalmente de la cantidad de grasa que hay en la capa superior de la piel, que es la epidermis.


Hay que tener en cuenta que por cuestiones genéticas se presenta esta sequedad en la piel. Existen casos extremos de sequedad debido a la ictiosis, enfermedad hereditaria en la que existe descamación de la piel.
No es recomendable por nada el abuso de jabón y agua; un clima caliente y seco en interiores, el exceso de exposición al sol o determinados efectos medioambientales por ser estos determinantes en la sequedad de la piel.


Recomendaciones:
- No hay por qué ducharse más de una vez al día y menos con agua caliente.
- No use demasiado jabón; y el que use tiene que ser suave, con un pH neutro.
- La piel nunca debe frotarse con fuerza y en seco.
- Aplíquese una crema hidratante después del baño o lavado, ya que se encuentra aún un poco húmeda.
- Ventile la casa y reduzca la calefacción.
- No tome demasiado el sol ya que una exposición excesiva a los rayos pueden causarle sequedad, arrugas y cáncer de piel.
- Lleve ropa ligera de algodón para reducir la irritación.
- El más importante; utilice cremas hidratantes y cremas oleosas.
- Utilice una leche hidratante en verano y una crema más grasa para el invierno.
- Si se le presentan inflamaciones o tal vez picor alterándosele así, inclusive, el sueño, por la excesiva sequedad; consulte con su dermatólogo quien le indicará algunos antihistamínicos.


Tratamiento:
- Batir la clara de 1 huevo. Luego, aplíquela sobre el rostro limpio dejándola actuar durante 15 minutos. Esta operación debe realizarla 2 o 3 veces por semana.
- Dos veces al mes mezcle 1 cucharada de miel, 10 gramos de manteca de cacao derretida, 1 cucharada de glicerina, 20 gotas de agua de rosas, y 1 pizca de jalea real. Guarde la preparación en un lugar fresco y oscuro. Aplique sobre el rostro limpio y déjela actuar durante 20 minutos.
- Añade al agua del baño unas cucharadas de vinagre.

Pagina Principal Abril Natura Página Principal