LIBROS DIGITALES

libros jorge valera
 
donaciones
   
Buzon de sugerencias
 
catalogo medicinas naturistas
 
 
catalogo medicinas naturistas
 

CHAT DE

Acné
Artritis / Reumatismo
Asma Infantil / Adulto
Bronquitis
Cabello sano y fuerte
Cancer
Cancer Tumor de mamas
Caderas Amplias
Diabetes / Hiperglucemia
Gastritis
Herpes
Higado Graso
Hipertensón arterial
Impotencia sexual
Insomnio
Memoria
Menopausia
Menstruación Irregular
Mioma Fibroma QuisteS
Obesidad/Reducción de peso
Senos Exuberantes
Úlcera Péptica
Tos

 


Transferencias Bancarias seguras
 

 


GUIA - PLANTAS MEDICINALES
En esta sección usted encontrará los beneficios de las diversas plantas medicinales. Esta Guia es basicamente un directorio virtual de las principales plantas y sus respectivos beneficios ordenadas alfabeticamente.
Para el Uso de cualquiera de estos tratamientos : consulte con su medico de confianza
.
 
Ampliar Informacion
CARDO

USO TRADICIONAL


-  Alimento ideal para el Hígado y la Vesícula:  El cardó al igual que la alcachofa, constituye un alimento ideal para la salud del hígado y de la vesícula.  Ambos son muy ricos en cinarina.  Este componente posee propiedades coleréticas, es decir impulsa la producción de bilis por el hígado.  Al aumentar la bilis favorece la digestión de los alimentos e impide la aparición de una serie de trastoCardornos relacionados con una mala digestión relacionada con un mal funcionamiento del hígado:  pesadez, acidez intestinal, gases, etc.  El incremento de la bilis contribuye, no solamente a una mayor digestión de los alimentos, sino a un descenso de los niveles de colesterol al facilitar su expulsión del organismo y reducir los niveles de producción del mismo en el hígado.  La cinarina se aplica como suplemento para el tratamiento del colesterol, resultando un método alternativo a los fármacos tradicionales muy eficaz.  Todo esto conlleva una descongestión del hígado y la prevención de enfermedades de este órgano, como la hepatitis o la insuficiencia hepática.  En caso de haberse producido alguna enfermedad en el hígado, la inulina, otro de los grandes componentes de esta planta, junto con el ácido cafeico se consideran hepatorregenerativos, es decir tienen la capacidad de regenerar las células de este órgano por lo que favorecen su curación.
No debemos olvidar que este componente tiene propiedades colagogas, es decir estimula la producción de jugos biliares.  Al estimular la producción de la vesícula biliar, además de mejorar la digestión de los alimentos, reduce el trabajo del hígado y drena la vesícula por lo que previene la formación de piedras biliares.

-   Inhibe la Retención de Líquidos:  El cardó, al igual que la alcachofa, posee componentes muy buenos para eliminar líquidos del organismo.  Su riqueza en ácidos (ácidos clorogénico, ascórbico y cafeico principalmente) junto con su contenido en cinarina y calcio convierten a este alimento en uno de los principales recursos para aumentar la orina.  Esta propiedad puede ser utilizada en numerosas situaciones en que resulta conveniente incrementar la diuresis: detención de líquidos, obesidad, reumatismo, hipertensión arterial, piedras en los riñones, exceso de ácido úrico, hinchazón durante el síndrome premenstrual, etc.  Dentro del apartado del tratamiento de la obesidad, se ha de tener en cuenta que este alimento posee muy pocas calorías (casi la mitad que las alcachofas) y un porcentaje muy elevado en agua, superior a las alcachofas.  Todo ello, junto con su contenido en potasio (muy elevado, aunque no tanto como las alcachofas) sirven, en parte, para contrarrestar su elevado contenido en sodio.
    Sin embargo las alcachofas, al poseer más potasio y mucho menos sodio serían más diuréticas que los cardos y más adecuadas para todas los problemas relacionados con la eliminación de líquidos en el organismo.

- Depurativo, adecuado para el Control de la Diabetes, Estreñimiento y la Prevención del Cáncer:
El cardó está recomendado para las personas con diabetes.  Contiene un polisacárido denominado inulina que ayuda a rebajar los niveles de azúcar de la sangre.  Este componente es muy habitual en las plantas de la familia de las compuestas.  De hecho, a partir de la inulina obtenida de la achicoria y otros vegetales, como la cebolla o el ajo, se produce fructosa para el consumo humano.  Es importante destacar que este componente, ademas de la reducción del nivel de glucemia en la sangre, contribuye a disminuir el nivel de colesterol, favorece la absorción del calcio (especialmente elevado en el cardó) por lo que previene la osteoporosis, aumenta el transito intestinal con lo que previene el estreñimiento, y previene la aparición de cáncer de colon y el cáncer de mama.  Con respecto a la prevención del cáncer hay que destacar que la inulina posee propiedades bifidogénicas, es decir que, al igual que el yogur, estimula el incremento de bacterias beneficiosas en el intestino y reduce el nivel de bacterias patógenas.  Todo ello determina una depuración del colon con el consiguiente beneficio para el organismo que esta menos expuesto a la aparición de enfermedades intestinales y desarrollo de tumores cancerosos.

COMPARACIÓN DEL CARDÓ CON LA ALCACHOFA:
La alcachofa por su superior riqueza en proteínas, fibra, hidratos de carbono, vitaminas y minerales es, dietéticamente hablando, superior al cardó.  El cardó, sin embargo, se constituye también en un alimento muy interesante, especialmente por su contenido en calcio y por su poco poder calórico.  Por lo que pueden incluirse perfectamente como alimentos adecuados para la salud.
Las personas que tienen la presión arterial elevada deberían inclinarse hacia el consumo de las alcachofas, dado que su contenido en sodio es inferior y resultan más diuréticas que los cardos.  Aunque un consumo moderado no conlleva al aumento de los niveles de tensión arterial, los cardos ciertamente poseen un nivel muy elevado de sodio y un consumo elevado de este alimento podría resultar peligroso.  Por otra parte, resultan particularmente interesantes para aquellas personas que están realizando una dieta para perder peso o para las personas que sudan mucho y pierden muchas sales como trabajadores de oficios duros o deportistas.  Todos ellos pueden presentar problemas de hipotensión (tensión arterial baja) con los consecuentes síntomas de mareos, debilidad, etc.  Este alimento por su riqueza en sodio podría ayudar a mantener los niveles de sal más constantes y podría ayudar a evitar los mareos propios de los momentos en que este mineral está más bajo.

 

Composición de las alcachofas y los cardos crudos
por cada 100 gramos

 

Alcachofas
Frescas

Cardos Frescos

Agua

84.94 gr.

94 gr.

Energía

47 Kcal.

20 Kcal.

Grasa

0.15 gr.

0.10 gr.

Proteína

3.27 gr.

0.70 gr.

Hidratos de carbono

10.5 gr.

4.89 gr.

Fibra

5.4 gr.

1.6 gr.

Potasio

370 mg

400 gr.

Fósforo

90 mg

23 gr.

hierro

1.28 mg

0.70 gr.

Sodio

94 mg

170 mg.

Magnesio

60 mg

42 mg.

Manganeso

0.25 mg

0.128 mg.

Selenio

0.2 mg

0.9 mg

Zinc

0.49 mg

0.17 mg

Cobre

0.231 mg

0.028 mg

Calcio

44 mg

70 mg

Vitamina C

11.7 mg

2 mg

Vitamina E

0.19 mg

----

Vitamina A

185 UI

120 UI

Vitamina B1 (Tiamina)

0.072 mg.

0.020 mg

Vitamina B2
(Riboflavina)

0.066 mg

0.030 mg

Ácido fólico

68 mg

28 mg

Niacina

1.04 mg

0.300 mg

RECETAS:
Aunque los cardos tienen las yemas comestibles como las alcachofas, en realidad lo que se come son los tallos de las hojas, llamados pencas.  La raíz también se puede comer y se llama cogollo.  Los cardos pueden comerse frescos.  En este caso es necesario limpiarlos. Para ello se eliminarán las puntas y se quitarán los hilos de los bordes y de la parte central de las pencas.  También podemos comprar cardos en conserva, que ya se encuentran limpios y cocidos.  Sin embargo, poseen menos propiedades alimentarias que los cardos frescos.
Los problemas principales de los cardos en la cocina son dos:

  1. Su dureza:  Los cardos son bastante duros por lo que deben cocerse durante 1 hora y media en agua como mínimo.
  2. Su facilidad para ponerse negros: Para evitar que se pongan negros, es conveniente rociar las pencas o los cogollos con limón. El limón es uno de los antioxidantes más potentes que previene que los cardos cortados se oxiden y se puedan conservar blancos.

 

CARDOS GRATINADOS CON TRUFAS:
Ingredientes:  (04 porciones)
800 gr. de pencas de cardo
40 gr. de trufas
500 ml de leche
6 cucharadas de aceite de oliva
40 gr. de harina
Sal
Preparación:
Limpiar las pencas de los cardos.  Partir los cardos en trozos de unos 4 ó 5 cm.  Poner agua a hervir y añadirle el zumo del limón y sal.  Hervir las pencas de los cardos en el agua con limón durante 1 hora y media.  Realizar una bechamel con la harina, la leche y el aceite de oliva.  Cortar las trufas en rodajas.  Colar los cardos con agua fría.  Colocar un poco de aceite en el fondo de una cacerola.  Verter las trufas y los trozos de las pencas de los cardos en ella.  Colocar por encima la bechamel y poner a gratinar en el horno durante 10 minutos.  Servirlo caliente como primer plato.

 

 
Inicio | Quienes Somos | Tips de Belleza | Productos | Dietas Naturales | Guías y Temas de Interés | Condiciones de Venta | Contactos
ACNE  |  ARTRITIS  |  ASMA  |  BRONQUITIS  |  DIABETES  |  FARINGITIS  |  GASTRITIS  |  IMPOTENCIA SEXUAL  |  MENOPAUSIA  |  MENSTRUACION
MIOMA FRIBROMA  |  NEUMONIA  |  OBESIDAD  |  SALPINGITIS  |  ULCERA  |  TOS

© 2008-2016 medicinasnaturistas All rights reserved the content is copyrighted to MGAinformatik | Bibliografía
 
Visitante

eateatecnologias diseño web lima peru