Epilepsia que hacer ante una crisis

La epilepsia genera convulsiones repetitivas, donde la integración de remedios relajante y evitar golpes físicos es lo primero.
La epilepsia es un trastorno cerebral que genera crisis epilépticas de cualquier tipo, esto por una alteración de la señal entre neuronas, las zonas afectadas del cerebro pierden control al no cesan las pulsaciones eléctricas que hacen la comunicación de las neuronas, esto muchas empeoras en pacientes con estrés, preocupaciones, ansiedad, depresión.
remedios-naturales 2017-07-30 10:15:48

Causas y factores de riesgo

  • Alcohol: El exceso de consumo puede llevar a una epilepsia alcohólica.
  • Anoxia cerebral: Falta de oxígeno al cerebro, que puede ocurrir durante el parto
  • Enfermedades degenerativas: Enfermedades que afectan al sistema nervioso central
  • Enfermedades infecciosas: Meningitis, encefalitis, abscesos cerebrales bacterianos o parasitarios.
  • Errores congénitos del desarrollo: Presentándose algunas malformaciones congénitas en el nacimiento NO heredadas. Madres expuestas a productos químicos, tóxicos, radiación durante la gestación, o sufrir algún tipo de infección grave.
  • Herencia: Puede ser trasmitida genéticamente en tipos de epilepsia de esclerosis tuberosa, neuro-fibromatosis y la lipidosis. El factor genético para las crisis epilépticas es muy poco probable.
  • Tóxicos: Exposición a elementos tóxicos como el plomo, mercurio, monóxido de carbono, etc.
  • Trastornos metabólicos adquiridos: Hipoglucemia, hipocalcemia, hipernatremia, insuficiencia renal crónica.
  • Traumatismos cráneo-encefálicos (TCE): Casos de traumatismo craneal puede provocar una epilepsia secundaria.
  • Tumores cerebrales: benignos o metástasis cerebrales.

Tipos de epilepsia

Están las crisis generalizadas y las crisis epilépticas focales de donde podemos encontrar las más comunes en la siguiente clasificación:

  • Crisis generalizada tónico-clónica: Perdida del conocimiento, produce caídas bruscas, el paciente puede morderse o lesionarse por las caídas.
  • Crisis generalizada de ausencia: El paciente permanece con la mirada perdida y fija por unos segundos, puede haber movimiento oculares y parpadeo, de recuperación rápida que en ocasiones ni se sabe que ha tenido una crisis epiléptica. Ocasiona falta de concentración y aprendizaje.
  • Crisis generalizada mioclónica: Desconexión muy rápida de todo el cuerpo o parte del cuerpo, pueden producir caídas del paciente o soltar objetos, también es desapercibida, hasta que aparecen crisis más generalizadas.
  • Crisis generalizada atónica: Cauda espontánea y brusca, pero de recuperación muy rápida, el riesgo de este tipo de epilepsia son las lesiones que se pueden producir ante una caída brusca.
  • Crisis epilépticas focales: Cada zona del cerebro tiene una función específica relacionada con la actividad motora, sensitiva, visual, memoria, etc. Si una crisis epiléptica se inicia en una de estas zonas se producirán síntomas diferentes, dependiendo de la función afectada puede ser sin alteración del conocimiento (crisis parciales simples) o con alteración del conocimiento (crisis epiléptica parcial compleja).
  • Espasmos epilépticos: Se presenta en bebes con pocos meses, aunque también suele aparecer a partir de los 2 años, pero es menso común.

La epilepsia tiene cura

La epilepsia tiene un buen porcentaje de curación medica esta entre un 70% de probabilidades de curación que complementado al uso de plantas y remedios caseros pueden subir la probabilidad de controlar la enfermedad de manera muy eficiente.

¿Los niños y adultos tienen mayor riesgo de epilepsia?

El riesgo está presente para cualquier persona niños, adolescente, adultos, adulto mayor, pero un estudio demuestra que más de la mitad de casos de epilepsia de presentan antes de los 10 años, donde los niños tienen elevado un poco más el riesgo que las niñas, y un muy alto índice de probabilidades de control con medicamentos y cuidados para evitar posibles golpes y consecuencias más graves a causa de las caídas bruscas.



Como actuar ante una crisis

  • Asistencia con la debida serenidad posible.
  • Evitar en todo momento que el paciente se haga daño, ayuda retirando objetos peligros.
  • Soltar la ropa si usa camisa o corbatas.
  • Posicionar el cuerpo de costado para una buena respiración y evitar ahogos con la saliva.
  • No intentar despertar ni llamar por su nombre.
  • Realizar suaves masajes en sus extremidades si están duras.
  • De ser posible aislar en una habitación oscura hasta que se recupere.

En su mayoría las crisis son cortas, el aturdimiento puede durar un tiempo más, pero se debe tener en cuenta que, si presenta crisis muy seguidas o de duración prolongada, es mejor acudir a un centro de salud.

Consecuencias de sufrir convulsiones

  • Alteraciones de la memoria.
  • Aturdimiento.
  • Dolor de cabeza.
  • Alteraciones del humor.
  • Alteraciones de la capacidad intelectual.
  • Alteraciones del comportamiento.

Remedios caseros

  • Alhucema: Tomar infusión como agua de tiempo, preparar 10 gramos de hojas y flores de alhucema en un litro de agua.
  • Árnica, anís y canela: Juntar 10 gramos de flores de árnica, con 10 gramos de raíces de árnica, con 10 gramos de canela machacada y 10 gramos de anís con 150 ml de alcohol de 90º y agregar 50 ml de agua. Dejar en maceración por 15 días, luego se filtra y se guarda en frascos bien tapados. Se toma por gotas en agua azucarada o alguna infusión, y según las edades se administra de 5 a 20 gotas diarias, repartidas las dosis en cinco o seis veces. Está contraindicado el uso de árnica en grandes cantidades, ya que produce vómitos y dolores de vientre (cólicos).
  • Artemisa: La raíz de Artemisa reducida a polvo es un remedio sin parangón contra la epilepsia. Entre sus contraindicaciones está la de no abusar de la altamisa, porque a dosis mayores es tóxica. 
  • Higo: Tomar el cocimiento de higos en vinagre. 
  • Leche y artemisa: Tomar leche caliente con flores pulverizadas de Artemisa (previene el ataque). 
  • Ruda: Tomar la infusión de ruda.
  • Alhucema: Tomar infusión como agua de tiempo, preparar 10 gr de hojas y flores de alhucema
  • Anís, Árnica y canela: Usar la siguiente tintura: se prepara de la siguiente manera: Juntar 10 gr de flores de árnica, con 10 gr de raíces de árnica, con 10 gr de canela machacada y 10 gr de anís con 150 ml de alcohol de 90º y agregar 50 ml de agua. Dejar en maceración por 15 días, luego se filtra y se guarda en frascos bien tapados. Se toma por gotas en agua azucarada o alguna infusión, y según las edades se administra de 5 a 20 gotas diarias, repartidas la toma en cinco o seis veces. Está contraindicado el uso de árnica en grandes cantidades, ya que produce vómitos y dolores de vientre (cólicos).
  • Artemisa: 15 gr de artemisa en un litro de agua y tomar 4 tazas al día.
  • Cúrcuma (palillo): Tomar el polvo de cúrcuma, 1 gr en una taza de agua, disolver en el agua, 3 veces al día, por 20 días, varios meses. Es una yerba usada para la prevención de este tipo de problemas.
  • Digital: Preparar una infusión de flores blancas de digital en dosis de una, tres, o cuatro corolas (sin ovario) en una taza de agua antes del desayuno, obteniéndose curaciones sorprendentes. Se le puede poner un poco de miel.
  • Granadilla: Tomar 2 flores de granadilla o pasionaria y en 300 ml de agua hirviendo echar las flores y hacer una infusión. Tomar la infusión.
  • Higos: Tomar el cocimiento de higos en vinagre.
  • Leche con artemisa: Tomar leche caliente con flores pulverizadas de Artemisa (previene el ataque).
  • Lechuga: Tomar 10 gr de lechuga, en ½ litro de agua. Infusión, tres tazas diarias.
  • Macerado de Ginebra: Machaque y corte en cuadritos de 3 cm 10 hojas de guayaba, póngalas en frascos de vidrio y añada 1 taza de ginebra y otra de vodka, tape y deje reposar por 15 días, agitando dos veces al día. Saque la solución a un frasco de litro sellado y colóquelo en un lugar fresco. Tomar dos cucharaditas cada vez que se presenten los ataques.
  • Magnesio: En un litro de agua hervida fría introducir el contenido de un sobrecito de 33 gramos de Cloruro de Magnesio en una botella o recipiente de vidrio, disolver, mezclar y tapar. Dosis: Adultos: 4 cucharadas cada hora, 12 veces al día.
  • Naranja: tomar el zumo de naranja durante dos semanas seguidas en ayunas.
  • Retama: Usar sus frutos de la retama.
  • Ruda: Tomar la infusión de ruda.
  • Sauco: Triturar la (80 gr) corteza del sauco y hacer un cocimiento en un litro de agua. Tomar 4 veces al día.
  • Tintura: Usar la siguiente tintura: se prepara de la siguiente manera: Juntar 10 gr de flores de árnica, con 10 gr de raíces de árnica, con 10 gr de canela machacada y 10 gr de anís con 150 ml de alcohol de 90º y agregar 50 ml de agua. Dejar en maceración por 15 días, luego se filtra y se guarda en frascos bien tapados. Se toma por gotas en agua azucarada o alguna infusión, y según las edades se administra de 5 a 20 gotas diarias, repartidas la toma en cinco o seis veces. Está contraindicado el uso de árnica en grandes cantidades, ya que produce vómitos y dolores de vientre (cólicos).
  • Valeriana: Preparar infusiones de valeriana o ajenjo, seguir lo mismo que el remedio anterior.


Deseas ayudar a la web medicinasnaturistas!

Lo puedes hacer compartiendo el contenido

Lo puedes hacer realizando una donación

Medicinas naturistas es una comunidad sin ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas agradecidas por nuestras publicaciones. Si donan unos dólares o compartes nuestras publicaciones, estan colaborando con la supervivencia de este portal y la difusion de alternativas naturales como complemento a alguna enfermedad.
facebook.com/medicinasnaturistas


Lo más Leído

Esta información ha sido creada con el fin de dar a conocer alternativas distintas en la lucha de enfermedades, mas no pretende sustituir a su médico o a la medicina alopática. tampoco exonera o sustituye la consulta a un médico naturista. Se recomienda consultar con su médico antes de usar esta información.


Comentarios