Cirrosis remedios caseros para limpiar el hígado

La total abstinencia de alcohol, evitar grasas e integrar alimentos y plantas que favorezcan al hígado, sería el inicio de lo correcto.
La cirrosis es la pérdida de capacidad del organismo para absorber y almacenar vitaminas y minerales, existiendo dificultades para sintetizar la bilis, que es necesaria para la digestión de las grasas. Estos problemas del aparato digestivo, hígado y vías biliares. es una enfermedad crónica hepática, consistente en la muerte progresiva del tejido del hígado normal y su sustitución por tejido fibroso.
remedios-naturales 2017-04-14 23:49:39

La frecuencia en varones es 10 veces más que en el sexo femenino, la cirrosis está asociada a alcoholismo y al uso excesivo de fármacos, sus principales síntomas son la pérdida de apetito, pérdida de peso, fatiga y color amarillo de la piel (ictericia). Una vez con la enfermedad no hay más que llevar una dieta estricta para prolongar la vida y calidad de vida.

Que hacer si tienes cirrosis 

  • Incluir grasas poliinsaturadas ricas en ácidos grasos esenciales, nueces, aguacates, semillas de sésamo.
  • El cardo lechero puede contribuir al tratamiento de la cirrosis, ya que contribuye a la regeneración de las células hepáticas. Puede tomarse en forma de tabletas o el extracto sin contenido de alcohol llamado glicerato.
  • Jugo terapia, integrar productos como betabel (remolacha), zanahoria, paja de trigo, aceite de linaza crudo, ajos.
  • Aumentar el consumo de hidratos de carbono complejos, como papas, pastas, arroz y pan integral.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras frescas.
  • Reducir Alimentos grasos y sal.
  • Evitar el alcohol, alimentos muy condimentados y encurtidos, comidas a la parrilla.
  • Tomar agua de alcachofa y comer diario una alcachofa.

Remedios caseros para la cirrosis 

  • Alcachofa con amargón y boldo: Tomar té de estos 3 ingredientes, 2 veces al día
  • Alcachofa: Tomar extracto de alcachofa (incluida sus hojas). 3 veces al día.
  • Apio orgánico con azafrán y culantro: Preparar el cocimiento en 1 ½ de agua, una rama de apio, un manojo de raíz de azafrán y una rama de culantro; hervir hasta que el agua se reduzca a un litro; al finalizar agregar una papeleta de Ruibarbo, una de hierro y una de sulfato de magnesia. Tomar en frío una copita.
  • Arcilla: Aplicar barro con llantén sobre la zona adolorida.
  • Berro: Aplicar cataplasma de berro, ligeramente tibio, aplicar varias veces al día.
  • Café tostado y orgánico: Tomar 1 – 3 veces al día una taza de café (sin azúcar).
  • Cardo mariano: Anadir hojas tiernas a las ensaladas.
  • Diente de león: Comer las hojas frescas de esta hierba silvestre protege al hígado. Una buena manera es combinar sus hojas con la alcachofa y la zanahoria. También se puede consumir té de diente de león.
  • Enema de café: El primer paso para tratar la cirrosis es depurar el hígado y la forma inicial y efectiva en un tratamiento natural es el enema de retención de café, que sirve para estimular la liberación de las toxinas del hígado para luego ser eliminadas del organismo por medio de las evacuaciones. Aplicar 2 – 3 veces por semana un enema de café. Si durante la aplicación del enema de café se presentan tensión o espasmos intestinales use agua más caliente a 38ºC. En cambio, si tiene el intestino débil o flácido use agua con temperaturas moderadas de 25º C en promedio (Gerson 1979).
  • Limón acido: Hacer la cura del limón. Tomar limonada sin azúcar como agua de tiempo.
  • Melón: Hacer la cura del melón por 2 días, solo melón.
  • Naranja: Hacer la cura de la naranja si no es alérgico a la fruta, se puede realzar por un día solo naranja.
  • Papaya, semillas: Moler una cuchara sopera de semillas de papaya y agregar 10 gotas del jugo de lima fresca, tomar 2 veces al día, por el lapso de un mes. Moler una cucharita de semillas de papaya y endulzarlo con miel de abeja. Moler una cucharita de semillas de papaya y agregar zumo de 1 – 2 limones.
  • Té verde: Preparar una infusión con una cucharita de té verde en una taza de agua, tomar 3 veces al día.
  • Uvas (Ayunas): Hacer una cura de uvas negras, consumir uvas y solamente uvas, empezar el primer día con 3 kilos, por una semana, aumentar a 4 kilos la segunda semana, y a 5 kilos por día en la tercera semana. Terminar la cura de uvas con una sopa de verduras (apio, berros, nabo, rabanitos, zanahoria), por dos días para que el estómago vuelva a aceptar otras comidas. (balbach 1988-1, balbach 1988-2).
  • Zanahorias y remolacha: Otras plantas con propiedades antioxidantes muy elevadas que ayudaran a eliminar las toxinas.



Deseas ayudar a la web medicinasnaturistas!

Lo puedes hacer compartiendo el contenido

Lo puedes hacer realizando una donación

Medicinas naturistas es una comunidad sin ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas agradecidas por nuestras publicaciones. Si donan unos dólares o compartes nuestras publicaciones, estan colaborando con la supervivencia de este portal y la difusion de alternativas naturales como complemento a alguna enfermedad.
facebook.com/medicinasnaturistas


Lo más Leído

Esta información ha sido creada con el fin de dar a conocer alternativas distintas en la lucha de enfermedades, mas no pretende sustituir a su médico o a la medicina alopática. tampoco exonera o sustituye la consulta a un médico naturista. Se recomienda consultar con su médico antes de usar esta información.


Comentarios