Enema terapia intestinal, como limpiar el colon e intestino

La enema o terapia intestinal es el principal agente desintoxicado. El enema es conocido por ser un método fácil para limpiar el intestino o colon.
Es un procedimiento en el cual un líquido es puesto en el recto y el colon, mediante el ano, para remover las toxinas. Un lubricante es masajeado dentro del ano y del recto para relajar en el momento en el que el tubo está insertado. El tratamiento líquido es para limpiar el intestino, inducir a un mejor funcionamiento del intestino y proveer beneficios terapéuticos.
remedios-naturales 2017-02-18 21:06:55

Índice de contenido

  1. Beneficios del enema
  2. Requerimientos para el tratamiento por enema
  3. ¿Qué es el enema de café?
  4. Enemas de limpieza o retención: estreñimiento

El enema debe hacerse a una misma hora siempre, para ir adiestrando el intestino a que esa es la hora indicada para vaciarse. Lo más indicado es en ayunas y a las primeras horas de la mañana. 

Beneficios del enema

Cada tratamiento por enema es diferente y provee una única solución dependiendo del nivel del problema. Existen varios tipos de enemas que pueden ayudar a curar muchas enfermedades. El principal beneficio es limpiar el tubo intestinal; eso ayuda a remover metales pesados de las paredes intestinales. Por medio del uso de café, se incrementa la descarga de bilis. ES también un remedio para enfermedades comunes tales como el dolor de cabeza. Ayuda a eliminar los parásitos. Los limpiadores herbales de intestino ayudan con el problema de constipación crónica. 

Requerimientos para el tratamiento por enema

Para que el cuerpo trabaje de una mejor manera, el movimiento del intestino es muy importante. El consumo constante de comida chatarra y otras razones, se convierten en problemas de colon. Además de la excreción rápida de las heces, el enema ayuda a prevenir muchas enfermedades que se contraen durante toda nuestra vida. Es usado cuando se tiene problemas de constipación, hemorroides, colitis y problemas de toxinas. Si hay un bloqueamiento del colon, el enema es la mejor solución. 

¿Qué es el enema de café?

El enema de café presenta múltiples propiedades medicinas siendo usada con gran éxito para ayudar en casos de asma, cáncer, dolor de cabeza, fiebre, hígado (graso, hepatitis o cirrosis), migraña, hemorroides, obesidad, limpieza del colon, etc.

Colocar en una olla dos litros de agua destilada al vapor, agregar 6 cucharadas de café molido (no usar café comercial). Hervir la mezcla 15 minutos, enfriar a una temperatura cómoda y luego colar. Usar medio litro de esta solución de café colado y guarde el resto en un refrigerador en un envase cerrado. Para el tratamiento con el enema usar medio litro de la solución en una bolsa de enema. Para facilitar la introducción de la cánula del enema puede usar aceite de vitamina e o aloe vera. La aplicación del enema es en la posición cabeza abajo y cola arriba. Cuando haya introducido el líquido acuéstese con cuidado sobre su lado derecho y permanezca en esa posición durante 15 minutos mínimo, antes de permitir que el fluido salga de su organismo. No se mueva ni se cambie de lado. Si el líquido no sale no hay que preocuparse, sencillamente póngase de pie y camine normalmente hasta que sienta la necesidad de expulsarlo. Aplicarse los enemas de café una vez semanal, cuatro veces al mes, en promedio para no malograr la flora intestinal.

Enemas de limpieza o retención: estreñimiento

  • Aceite, enema de limpieza: está compuesto de agua templada mezclada con aceite; agregar 4 cucharadas de aceite por litro de agua tibia; aplicar
  • Aceite mineral y glicerina, enema de limpieza: se requiere de un o dos litros de agua tibia, dos cucharaditas de sal, dos cucharaditas de aceite mineral y dos cucharaditas de glicerina. Esta solución ayuda al colon en su limpieza. El agua salada mantiene la absorción al mínimo y el aceite y la glicerina son efectivos limpiadores.
  • Aceite de oliva (algodón), enema de retención: es un enema que solo utiliza aceite de oliva (o algodón), 150 – 200 mililitros, aplicado a una temperatura de 37ºc. Reblandece las heces, protege la mucosa intestinal y lubrica el intestino. Hay que tratar de retener hasta una hora si es posible para que sea mejor aplicado; luego aplicar otro enema de limpieza. Sirve para el estreñimiento crónico o para los fecalomas (heces endurecidas y ubicadas en los pliegues del intestino); en casos estreñimiento crónico o de varios días retener de 30 minutos a 3 horas la solución.
  • Aceite de oliva y leche, enema: este enema puede ser preparado con uno o dos litros de agua tibia mezclado con 16 onzas de leche tibia y una cucharada de aceite de oliva. Para mantener la temperatura apropiada se puede calentar la leche en un microondas. Incorpore todos los líquidos en la bolsa del enema.
  • Aceituna: aplicarse enemas de aceituna, cuando hay obstrucciones intestinales. Hervir un puñado de aceitunas negras en un litro de agua durante una hora, luego colar y aplicar el enema.
    Agua enema de limpieza: se puede hacer con 1 – 2 litros de agua tibia; aplicar. El enema para un niño no debe sobrepasar el medio litro de solución.
  • Ajos, enema de limpieza: preparar la solución con 1 – 2 onzas de zumo de ajo por medio litro de agua hervida y tibia (evitar las aguas frías o muy calientes) y aplicar. Este enema puede causar retorcijones; si el dolor es muy fuerte detenga la aplicación del enema, pero conserve la posición cabeza abajo cola arriba, respire profundamente hasta que el dolor desaparezca, luego continúe con la aplicación del enema; trate de retener el líquido hasta un máximo de 5 minutos antes de correr al baño a hacer sus deposiciones. Hacer una vez por semana. Para personas alérgicas al limón.
  • Ajos y sal de epsom, enema: para esta aplicación se necesitará 3 dientes de ajo en 2 litros de agua. Hervirlo y luego dejarlo descansar por 5 minutos, agregándole después una cucharadita de sal de epsom. Cuando esté tibio, utilizarlo como solución para el enema.
  • Bicarbonato de sodio y sal, enema: para preparar esta solución se requiere una cucharadita de sal, una cucharadita de bicarbonato de sodio y dos litros de agua. Esto trabajará maravillosamente limpiando las toxinas presentes en el colon.
  • Café: aplicar un enema de café, en las mañanas, en ayunas, a 5 am. Sirve para limpiar el intestino y el hígado. Usar café granulado (no comercial) para la aplicación del enema. Colocar en una olla dos litros de agua destilada al vapor, agregar 6 cucharadas de café molido. Hervir la mezcla 15 minutos, enfriar a una temperatura cómoda y luego colar. Usar medio litro de esta solución de café colado y guarde el resto en un refrigerador en un envase cerrado. Para el tratamiento con el enema usar medio litro de la solución en una bolsa de enema. Para facilitar la introducción de la cánula del enema puede usar aceite de vitamina e o aloe vera. La aplicación del enema es en la posición cabeza abajo y cola arriba. Cuando haya introducido el líquido acuéstese con cuidado sobre su lado derecho y permanezca en esa posición durante 15 minutos mínimo, antes de permitir que el fluido salga de su organismo. No se mueva ni se cambie de lado. Si el líquido no sale no hay que preocuparse, sencillamente póngase de pie y camine normalmente hasta que sienta la necesidad de expulsarlo. Aplicarse los enemas de café una vez semanal, cuatro veces al mes, en promedio para no malograr la flora intestinal.
  • Catnip, enema: agregar ocho cucharadas de hojas de catnip en un litro de agua en ebullición, para tener el té de catnip; enfriar y dejar para usar como enema caliente y aplicar.
  • Glicerina, enema de limpieza: Está compuesto de agua templada mezclada con glicerina; agregar 80 gr por litro de agua tibia
  • Jabón, enema de limpieza: en un litro de agua hervida agregar un promedio de 100 gr de jabón suave y disuelto o rayado (azul, castilla, glicerina, etc), se entibia el agua a 37º, y se aplica para ablandar las heces. Después del enema de jabón se recomienda un enema de agua para lavar el jabón que queda en los intestinos. El enema para un niño no debe sobrepasar el medio litro de solución.
  • Leche y miel de abeja, enema: este enema puede ser preparado con uno o dos litros de agua tibia mezclado con 16 onzas de leche tibia y una cucharadita de miel de abeja. Para mantener la temperatura apropiada se puede calentar la leche en un microondas. Incorpore todos los líquidos en la bolsa del enema.
  • Limón, enema de limpieza: preparar la solución de 3 limones por medio litro de agua hervida y tibia (evitar las aguas frías o muy calientes) y aplicar en ayunas. Este enema puede causar retorcijones; si el dolor es muy fuerte detenga la aplicación del enema, pero conserve la posición cabeza abajo cola arriba, respire profundamente hasta que el dolor desaparezca, luego continúe con la aplicación del enema; trate de retener el líquido hasta un máximo de 5 minutos antes de correr al baño a hacer sus deposiciones. Hacer una vez por semana; puede alternar con el enema de café.
  • Malva: aplicarse un enema de malva. Preparar cocimiento de flores y hojas en un litro de agua. Se hierve y se cuela, se usa en enemas y lavativas.
  • Sal, enema de limpieza: Está compuesto de agua templada mezclada con sal común; agregar media cuchara de sal en un litro de agua tibia; también se puede usar agua de mar; favorece el peristaltismo y la evacuación de las heces. Tratar de retener la solución salina la mayor cantidad de tiempo posible. El enema para un niño no debe sobrepasar el medio litro de solución.
  • Tamarindo, enema: en un recipiente agregar dos litros de agua recién hervida y 250 gr de tamarindo; cuando el agua se enfrié desmenuzar el tamarindo, usando al final un filtro de tela para que resuma un extracto de tamarindo que se mezcla con el agua o se bate. Esta solución filtrada aplicar como enema.
  • Vinagre, enema: se puede preparar mediante dos cucharaditas de vinagre y dos litros de agua tibia; luego aplicar como enema.
  • Yogurt, enema: el yogurt hecho en casa, yogurt descremado, es muy eficiente ya que contiene bacterias vivas que ayudan en la limpieza, aplicar en ayunas (Luis silva y otros, 2006; balch).
  • Agua helada, enema: aplicar un enema de agua helada, un litro para los adultos y medio litro para la fiebre de los niños.
  • Agua tibia, enema: Aplicar un enema diario de agua tibia, un litro para los adultos y medio litro para la fiebre de los niños. El enema puede ser acompañado de la ingesta de zumo de naranja o limón.
  • Hígado graso: Aceite de oliva, enema de retención: es un enema que solo utiliza aceite de oliva, 150 – 200 mililitros, aplicado a una temperatura de 37ºc. Hay que tratar de retener hasta una hora si es posible para que sea mejor aplicado; luego aplicar otro enema de limpieza. Reblandece las heces, protege la mucosa intestinal y lubrica el intestino.
  • Ajos, enema: Preparar dos dientes de ajo hervidos en un cuarto de litro de agua, agregar otro cuarto de litro de agua fría y aplicar a una temperatura promedio de 38ºc como enema. (hamouy 2005).
  • Café, enema de retención: para su preparación, colocar en una olla dos litros de agua destilada al vapor, agregar 6 cucharadas de café molido (no usar café comercial). Hervir la mezcla 15 minutos, enfriar a una temperatura cómoda y luego colar. Usar medio litro de esta solución de café colado y guarde el resto en un refrigerador en un envase cerrado. Aplicarse los enemas de café una vez semanal, cuatro veces al mes, en promedio para no malograr la flora intestinal (dahlke y ehremberger 1999; Luis silva y otros, 2006).
  • Hígado cálculos biliares: Aceite de oliva, enema de retención: es un enema que solo utiliza aceite de oliva, 150 – 200 mililitros, aplicado a una temperatura de 37ºc. Hay que tratar de retener hasta una hora si es posible para que sea mejor aplicado; luego aplicar otro enema de limpieza. Reblandece las heces, protege la mucosa intestinal y lubrica el intestino.
  • Café, enema de retención: Para su preparación, colocar en una olla dos litros de agua destilada al vapor, agregar 6 cucharadas de café molido (no usar café comercial). Hervir la mezcla 15 minutos, enfriar a una temperatura cómoda y luego colar. Usar medio litro de esta solución de café colado y guarde el resto en un refrigerador en un envase cerrado. Aplicarse los enemas de café una vez semanal, cuatro veces al mes, en promedio para no malograr la flora intestinal (dahlke y ehremberger 1999; luis silva y otros, 2006).
  • Enema de limpieza obesidad: Está compuesto de agua templada mezclada con aceite de oliva; agregar 4 cucharadas de aceite por litro de agua tibia.
  • Aceite mineral y glicerina, enema de limpieza: Este agente limpiador requiere de un o dos litros de agua tibia, dos cucharaditas de sal, dos cucharaditas de aceite mineral y dos cucharaditas de glicerina. Esta solución ayuda al colon en su limpieza. El agua salda mantiene la absorción al mínimo y el aceite y la glicerina son efectivos limpiadores.
  • Aceite de oliva (algodón), enema de retención: es un enema que solo utiliza aceite de oliva (o algodón), 150 – 200 mililitros, aplicado a una temperatura de 37ºc. Reblandece las heces, protege la mucosa intestinal y lubrica el intestino. Hay que tratar de retener hasta una hora si es posible para que sea mejor aplicado; luego aplicar otro enema de limpieza. Sirve para el estreñimiento crónico o para los fecalomas (heces endurecidas y ubicadas en los pliegues del intestino) (Luis silva y otros, 2006).
  • Ajo más sal de epsom, enema: para este se necesitará 3 dientes de ajo en 2 litros de agua. Hervirlo y luego dejarlo descansar por 5 minutos, agregándole después una cucharadita de sal de epsom. Cuando esté tibio, utilizarlo como solución para el enema.
  • Agua, enema de limpieza: se puede hacer con 1 – 2 litros de agua tibia; aplicar. El enema para un niño no debe sobrepasar el medio litro de solución.
  • Catnip. Enema: agregar ocho cucharadas de hojas de catnip en un litro de agua en ebullición, para tener él te de catnip; enfriar y dejar para usar como enema caliente y aplicar.
    Glicerina, enema de limpieza: está compuesto de agua templada mezclada con glicerina; agregar 80 gr por litro de agua tibia
  • Jabón, enema de limpieza: en un litro de agua hervida agregar un promedio de 100 gr de jabón suave y disuelto o rayado (azul, castilla, glicerina, etc), se entibia el agua a 37º, y se aplica para ablandar las heces. Después del enema de jabón se recomienda un enema de agua para lavar el jabón que queda en los intestinos. El enema para un niño no debe sobrepasar el medio litro de solución.
  • Aceite de oliva y leche, enema: este enema puede ser preparado con un o dos litros de agua tibia mezclado con 16 onzas de leche tibia y una cucharada de aceite de oliva. Para mantener la temperatura apropiada se puede calentar la leche en un microondas. Incorpore todos los líquidos en la bolsa del enema. Para realizar una receta a base de leche y miel, adhiera una cucharadita de miel.
  • Limón, enema de limpieza: preparar la solución de 3 limones por medio litro de agua hervida y tibia (evitar las aguas frías o muy calientes) y aplicar. Este enema puede causar retorcijones; si el dolor es muy fuerte detenga la aplicación del enema, pero conserve la posición cabeza abajo cola arriba, respire profundamente hasta que el dolor desaparezca, luego continúe con la aplicación del enema; trate de retener el líquido hasta un máximo de 5 minutos antes de correr al baño a hacer sus deposiciones. Hacer una vez por semana.
  • Sal y soda enema: para preparar esta solución se requiere una cucharadita de sal, una cucharadita de bicarbonato de sodio y dos litros de agua. Esto trabajará maravillosamente limpiando las toxinas presentes en el colon.
  • Tamarindo, enema: en un recipiente agregar dos litros de agua recién hervida y 250 gr de tamarindo; cuando el agua se enfrié desmenuzar el tamarindo, usando al final un filtro de tela para que resuma un extracto de tamarindo que se mezcla con el agua o se bate. Esta solución filtrada aplicar como enema.
  • Sal, enema de limpieza: Está compuesto de agua templada mezclada con sal común; agregar media cuchara de sal en un litro de agua tibia; también se puede usar agua de mar; favorece el peristaltismo y la evacuación de las heces. Tratar de retener la solución salina la mayor cantidad de tiempo posible. El enema para un niño no debe sobrepasar el medio litro de solución (Luis silva y otros, 2006).
  • Vinagre, enema: se puede preparar mediante dos cucharaditas de vinagre y dos litros de agua tibia; luego aplicar como enema.
  • Yogurt, enema: el yogurt hecho en casa, yogurt descremado, es muy eficiente ya que contiene bacterias vivas que ayudan en la limpieza.
  • Parásitos intestinales: Ajos, enema: preparar dos dientes de ajo hervidos en un cuarto de litro de agua y aplicar como enema (lombrices intestinales).
  • Ajos con leche, enema: Preparar una solución de 2 dientes ajos hervidos en un acuarto de litro de leche; aplicar como enema (comezón en el ano), antes de dormir. Cuasia, enema antihelmíntico: agregar 20 gr de cuasia picada en un cuarto de litro de agua, y aplicar como enema.
  • Sistema nervioso: Hinojo, enema: agregar dos cucharitas de harina de hinojo en medio litro de agua y hervir, enfriar por 15 minutos, luego mezclar con agua fría y aplicar el enema a 38ºc en promedio (hamouy 2005).
  • Tifus: Ajos, enema: preparar dos dientes de ajo hervidos en un cuarto de litro de agua y aplicar como enema.




Deseas ayudar a la web medicinasnaturistas!

Lo puedes hacer compartiendo el contenido

Lo puedes hacer realizando una donación

Medicinas naturistas es una comunidad sin ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas agradecidas por nuestras publicaciones. Si donan unos dólares o compartes nuestras publicaciones, estan colaborando con la supervivencia de este portal y la difusion de alternativas naturales como complemento a alguna enfermedad.
facebook.com/medicinasnaturistas


Lo más Leído

Esta información ha sido creada con el fin de dar a conocer alternativas distintas en la lucha de enfermedades, mas no pretende sustituir a su médico o a la medicina alopática. tampoco exonera o sustituye la consulta a un médico naturista. Se recomienda consultar con su médico antes de usar esta información.


Comentarios