medicinas naturistas

Erisipela en la infantil, prevención y remedios caseros

Un niño con erisipela tiene la piel inflamada, en forma de placas rojizas, duras y calientes, principalmente en las piernas y en la cara.

La erisipela es una infección epidérmica contagiosa, se presenta con mucho dolor, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y a veces vómitos. Esta enfermedad es una inflamación de la piel y de las mucosas con producción ligeramente elevada de placas rojizas. Es una especie de celulitis, infección de la piel que puede aparecer en la cara, encima de la nariz y parpados, actualmente éste corresponde a sólo el 20% de los casos, mientras que las piernas resultan afectadas en el 80% de los pacientes.

enfermedades-infantiles 2017-12-21 20:52:34

Aunque históricamente la región facial era la localización más común, actualmente sólo se observa en un 5-20% de los casos, siendo las extremidades inferiores las más frecuentemente afectas (80% de los casos).

El diagnóstico es fundamentalmente clínico: en el contexto de fiebre elevada, la aparición súbita de una placa inflamatoria (edema y eritema localizados), dolorosa y generalmente localizada en miembros inferiores, es muy evocadora. La leucocitosis con neutrofilia y elevación de la proteína C reactiva apoyan el diagnóstico de proceso inflamatorio de origen infeccioso.

El agente infeccioso responsable en la inmensa mayoría de los casos es el Estreptococo beta-hemolítico de grupo A (Streptococcus pyogenes) y con mucha menor frecuencia otros estreptococos beta-hemolíticos de grupos B, C, o G.

En la infancia la puerta de entrada de la infección suele ser una mínima abrasión cutánea (pequeña herida, picadura de insecto, lesiones de rascado por varicela, etc.) y, a diferencia del adulto, es excepcional la existencia de factores de riesgo predisponentes como linfedema, insuficiencia venosa, diabetes o intertrigo.

Síntomas comunes

  • Lesión cutánea con un borde elevado
  • Dolor, mucho enrojecimiento, inflamación y calor en la piel subyacente de la lesión
  • Lesiones por erisipela facial en las mejillas y el puente nasal.
  • Fiebre, temblores y escalofrío.
  • Dolor de cabeza.
  • De vez en cuando vómitos.

Tratamiento de la erisipela

Los objetivos del tratamiento de la erisipela y la celulitis son el alivio de los síntomas del niño y la detección precoz y manejo de los casos susceptibles de desarrollar infecciones invasoras.

Aunque algunos niños con hallazgos cutáneos típicos y ausencia de síntomas sistémicos pueden ser tratados en régimen ambulatorio, la decisión de hospitalización es obvia en los casos severos, con fiebre alta o signos de toxicidad sistémica. Además de las formas graves, se debe considerar la hospitalización cuando no pueda asegurarse un tratamiento y seguimiento adecuados de forma ambulatoria o para descartar diagnósticos alternativos de formas invasoras. La decisión de hospitalización es por tanto individual, aunque lo más prudente es iniciar en todos los casos la terapéutica con antibióticos por vía parenteral y, si la evolución es favorable, continuar con tratamiento oral domiciliario.


Tratamiento Natural complementario

  • Compresas: Aplicar compresas frías sobre la zona lesionada para reducir las molestias.
  • Equinácea: Aplicar compresas de infusiones de la planta de Equinácea ayuda a reducir la inflamación y acelerar la recuperación, mejorar la piel y disminuir los síntomas asociados.  Practicarlo 2 veces al día.
  • Evitar: El rascado de la zona afectada por el riesgo de auto contagio.
  • Paños: Aplicar paños húmedos en la frente para combatir la fiebre.

Remedios caseros

  • Ajos: Aplicar un emplasto del zumo de ajos con doble cantidad de aceite de oliva sobre el aérea afectada.
  • Cebolla: Remedio casero que consiste en hervir cebolla blanca y poner como cataplasma en la parte afectada.
  • Compresas frías: Aplicar compresas frías sobre la zona lesionada para reducir las molestias.
  • Equinácea: Remedio casero que consiste en aplicar compresas de infusiones de la planta de equinácea ayuda a reducir la inflamación y acelerar la recuperación, mejorar la piel y disminuir los síntomas asociados. Practicarlo 2 veces al día.
  • Habas: Aplicar las hojas frescas de las habas molidas con aceite de almendras como cataplasma en la parte afectada.
  • Lechuga: Aplicar el zumo de lechuga como compresas en la parte afectada.
  • Paños: Aplicar paños húmedos en la frente para combatir la fiebre.
  • Zanahoria: Aplicar sobre la zona afectada zanahoria rallada.



Deseas ayudar a la web medicinasnaturistas!

Medicinas naturistas es una comunidad sin ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas agradecidas por nuestras publicaciones. Si donan unos dólares o compartes nuestras publicaciones, estan colaborando con la supervivencia de este portal y la difusion de alternativas naturales como complemento para pacientes con alguna enfermedad o personas saludables que quieren cuidar su salud.



Esta información ha sido creada con el fin de dar a conocer alternativas distintas en la lucha de enfermedades, mas no pretende sustituir a su médico o a la medicina alopática. tampoco exonera o sustituye la consulta a un médico naturista. Se recomienda consultar con su médico antes de usar esta información.


Comentarios