Hepatitis infantil como desinflamar el hígado en un niño

Esta inflamación puede ser causada por un virus o bacterias, la más común es la hepatitis A, pero existe del tipo B, C, D, E, y G.
Cuando las deposiciones de un niño son pálidas tirando a blanco, ojos amarillentos, tiene una orina oscura, además tiene fiebre, debilidad, vómitos, náuseas, dolor de cabeza e inapetencia, podrías estar frente a un niño con hepatitis. Esta inflamación del hígado evita realizar sus funciones entre ellas eliminar la bilirrubina, sustancia que se acumula en la sangre y da el color amarillo típico de piel y mucosas conocido como ictericia.
enfermedades-infantiles 2017-11-29 09:28:50

Formas de contagio de la hepatitis en niños

  • El virus de la hepatitis A vive en las heces de la persona infectada y se transmite a través de las manos, el agua, la comida y los utensilios contaminados por el enfermo.
  • Las hepatitis B se propagan a través de los fluidos corporales, sangre, saliva, secreciones vaginales, manipulación de objetos contaminados. El contagio más común hacia un niño es el contacto frecuente de un familiar o persona portadora del virus.
  • La hepatitis C, se transmite a través del contacto directo con sangre infectada.

¿Cómo prevenir la hepatitis en niños y bebes?

  • La hepatitis A, presenta como método preventivo la vacunación infantil, esta vacuna se recomienda a partir de los 2 años de edad, además de cuidar la higiene de los menores, evitar en lo posible comer alimentos o tomar agua de dudosa procedencia.
  • La hepatitis B: Presenta una vacuna en la mayoría de países es aplicada como método preventivo al recién nacido, a los 2 y 6 meses de edad.

Síntomas comunes de la hepatitis

  • Los niños que contraen la hepatitis de tipo A; muestran síntomas más ligeros.
  • En algunos casos de hepatitis B, dolores articulares y prurito. Debido al mal funcionamiento del hígado, que va acumulando pigmento biliar o bilirrubina, al cabo de una semana se observa que la piel y el blanco de los ojos se ponen de color amarillento, orina, oscura, heces de color claro.
  • Los que padecen la hepatitis de tipo B o C; pueden o no manifestar síntomas.
  • Molestias de tipo gripal.
  • Fiebre.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Pérdida de apetito.
  • Dolor abdominal y cansancio.

¿Qué esperar de un tratamiento?

  • El médico confirmará el diagnóstico mediante un análisis de sangre y la palpación del hígado en la consulta médica. Generalmente, el paciente tiene el hígado inflamado y sensible al tacto.
  • No existe un tratamiento específico para curar esta enfermedad.
  • El especialista recomendará reposo y dieta liviana, pero no escasa.
  • Tal vez recete algún medicamento para mitigar los síntomas, como la fiebre o los dolores en general, pero siempre y cuando no afecten al hígado.
  • Un paciente con hepatitis vírica aguda suele recuperarse en 4 u 8 semanas.
  • Sólo en casos muy graves se requiere hospitalización.

Recomendaciones generales

  • Vacune a su hijo y a todos los integrantes de la familia.
  • Si el niño contrajo la enfermedad; debe evitar compartir vasos u otros utensilios, como cubiertos y cepillos de dientes.
  • Cambie las toallas y sábanas con asiduidad.
  • Es importante fomentar hábitos de higiene, como lavarse las manos cada vez que va al baño o regresa de la calle.

Plantas seguras para niños con hepatitis

  • Achicoria: tomar 3 cucharadas del extracto de la raíz de achicoria en el día. Hacer un cocimiento de la raíz seca de achicoria al 3 o 5%, hasta que el agua se reduzca a la mitad; tomar una cucharada cada dos horas.
  • Alcachofa: Infusión de dos cucharadas de hojas secas de alcachofa por litro de agua. Tomar tres veces al día antes de las comidas. Un preparado de jugo de las hojas verdes mezcladas con vino.
  • Artemisa: Aplicar cataplasmas de hojas frescas de artemisa machacadas y un poco de vinagre. 
  • Cardo mariano: preparar la infusión de una cucharadita de cardo mariano por vaso de agua, tomar 3 tazas al día.
  • Col: compresas de col en el abdomen, parte del hígado.
  • Cúrcuma o palillo: tomar el polvo de cúrcuma, 1 gramo en una taza de agua, disolver en el agua, 3 veces al día, por 20 días, 3 meses.
  • Diente de león: Preparar una decocción de hojas de diente de león al 10%, tomar 3 tazas al día.
  • Madreselva: Preparar un té, preparar una cucharita de flores de madreselva por taza de agua, tomar dos tazas al día.
  • Té verde: tomar el cocimiento de una cucharada por vaso de agua, 3 veces al día.

Frutas seguras para limpiar el hígado

  • Coco: tomar dos veces al día un vaso de jugo de agua de coco.
  • Lima: Durante 18 días consecutivos tomar antes del desayuno un vaso de jugo de lima.
  • Manzanas: Consumir agua de manzana, o comer manzanas.
  • Melón: Comer melón 2 veces al día, la cantidad de acuerdo a la edad del niño.
  • Naranjas: Comer naranjas diariamente.
  • Toronja, pomelo: Incluir en la dieta de niños mayores a 2 años, 4 onzas al día será suficiente.

Remedios naturales para limpiar el hígado

  • Aceite de Oliva: Mezclar una cucharada de aceite de oliva con ½ limón; beber lentamente dos horas después de la cena. Niños mayores a 5 años.
  • Arcilla, compresas o cataplasmas calientes: Aplicar barro hecho con agua de llantén fría sobre la zona del hígado toda la noche, en caso de niños mayores a 8 años, se puede usar agua helada.
  • Caldo de Alcachofas: Se elabora con el líquido resultante de la cocción de alcachofas troceadas.
  • Cardo mariano, diente de león, fumaria y romero: Mezclar 30 gr de fumaria, 60 gr de frutos de cardo mariano, 45 gr de diente de león y 30 gr de romero; hervir 2 cucharadas de la mezcla por cada taza. Al cabo de tres minutos, se apaga el fuego y se deja reposar la tisana durante otros tres minutos más. Si se desea, puede endulzarse con miel de romero.
  • Cebada: Compresa de cebada, hacer una pasta de un puñado de cebada en agua caliente y aplicar sobre el hígado. Tomar bebidas refrescantes como agua de cebada con cola de caballo también resulta beneficioso.
  • Cola de caballo, limón, matico y ortiga: Tomar durante el día, la preparación de esta agua, se hace hervir por 5 minutos o se deja reposar las hiervas en agua caliente.
  • Compresas: Aplicar compresas calientes en el abdomen una vez al día. Aplicar de manera alternativa compresas calientes durante un minuto y compresas frías por 5 minutos en la zona hepática; aplicar este proceso de compresas frías y calientes por una hora y antes de dormir.
  • Diente de león, grama y regaliz: Hervir 150 gr de diente de león, 50 gr de grama y 50 gramos de regaliz en 3 litros de agua, por una hora; tomar 2 onzas al día.
  • Huasai, huicungo, ungurahui: Tomar el cocimiento de las raíces de huasai combinadas con las de huicungo y ungurahui, 2 onzas al día.
  • Infusiones: Menta, manzanilla, boldo, para la función biliar, a cualquier hora del día.
  • Kokũ: Licuar un ramo de Kokũ con suficiente agua, dejarlo reposar toda la noche, tomar 2 onzas en las mañanas.
  • Orina: Aplicar paños de orina caliente sobre la zona del hígado.
  • Reposo Absoluto: Para facilitar la recuperación.
  • Romero y tomillo: Tomar el cocimiento, hervir tomillo al 3% y romero al 1.5%, durante 10 minutos; tomar hasta 2 onzas diarias.
  • Tomillo, romero y boldo: Tomar esta infusión durante el día.
  • Trébol de agua con menta: Preparar una infusión, con trébol de agua al 1.5% y menta al 2%, tomar 3 veces al día.
  • Vinagre: Usado como compresas para desinflamar, colocar sobre la piel con gasas empapadas en un chorrito de vinagre diluido en un vaso con agua.


Deseas ayudar a la web medicinasnaturistas!

Lo puedes hacer compartiendo el contenido

Lo puedes hacer realizando una donación

Medicinas naturistas es una comunidad sin ánimo de lucro que se apoya en subvenciones y donaciones de personas agradecidas por nuestras publicaciones. Si donan unos dólares o compartes nuestras publicaciones, estan colaborando con la supervivencia de este portal y la difusion de alternativas naturales como complemento a alguna enfermedad.
facebook.com/medicinasnaturistas


Lo más Leído

Esta información ha sido creada con el fin de dar a conocer alternativas distintas en la lucha de enfermedades, mas no pretende sustituir a su médico o a la medicina alopática. tampoco exonera o sustituye la consulta a un médico naturista. Se recomienda consultar con su médico antes de usar esta información.


Comentarios