EL CUERO CABELLUDO

El cuero cabelludo forma parte de nuestra piel y por tanto tiene las mismas divisiones internas: La dermis y la epidermis.
La dermis es la parte más interna de la piel y es el lugar donde nacen las raíces de nuestro cabello. Allí se forma el folículo piloso junto a la glándula sebácea que tiene cada cabello y que es la que se encarga de generar la cantidad de grasa necesaria para proteger el equilibrio natural del cabello. Es por ello que, los tipos de cabello se determinan según la cantidad de grasa que genere el organismo.

a) Características de un cuero cabelludo en mal estado:
Cuando el cuero cabelludo no se encuentra en buen estado, notamos lo siguiente:
 Textura Seca; y ligeramente descamada
 Color No Uniforme; presenta zonas rosadas o enrojecidas, o muy pálidas
 Piel del Cuero Cabelludo Tirante; no hay flexibilidad, y la sensación es de irritación, escozor y tirantez.

b) Recomendaciones para tener un cuero cabelludo saludable:
Para mantener nuestro cuero cabelludo / cabellos / pelos sano y evitar las agresiones exteriores debemos seguir estos consejos muy valiosos.
Usar Champú con PH 5.5; es el mejor champú.  Olvídese del precio!...  Aquellos que son baratos basan su poder limpiador en agentes espumantes de mala calidad, que no respetan el equilibrio de la piel, el famoso pH 5.5.  Al final, le malogran el cabello.
Lavarse el Cabello con Agua Templada; compruebe previamente antes de mojarse el cabello. El cuero cabelludo abrasado o escaldado se vuelve más débil y es fácilmente atacado por bacterias de todo tipo. No es bueno bañarse o lavarse el cabello con agua muy caliente.
Mantener un Ritmo de Lavados Adecuado; en principio, lavarse demasiado seguido el cabello es un grave error. El cuero cabelludo debe mantener un equilibrio graso que los lavados frecuentes van quitando de modo que este, por medio de las glándulas sebáceas, se ve obligado a corregir.  De esta forma podemos conseguir el efecto contrario; conseguir que el cabello se mantenga graso al tener permanentemente activadas las glándulas sebáceas.
Igualmente, lavarse la cabeza de forma muy escasa tampoco favorece la salud del cuero cabelludo y por extensión del cabello. El cuero cabelludo se convierte en un magnifico caldo de cultivo para bacterias que acabaran debilitando y enfermándolo.  Entonces; una persona deberá lavarse la cabeza dos/tres veces a la semana. Si practica algún deporte, deberá hacerlo después de éste, y si por obligación debe lavarse la cabeza más a menudo, deberá usar champú suave y no repetir el lavado, con un aclarado servirá.
El Masaje; desde la nuca hasta la frente y después desde la frente hacia la nuca, lo que favorecerá el flujo sanguíneo, se activara la circulación sanguínea, y mejoraremos la irrigación, estimulando así la producción de las glándulas sebáceas y sudoríparas.  Este riego será más intenso a través de los capilares y le dará mucha vida a tu cabello.
El Peinado; evite cepillarse el cabello cuando esté húmedo.  Se tendrá que usar un peine grande para desenredar y espera a que se seque para cepillarlo. No emplee cepillos de cerdas sintéticas que puedan cargar eléctricamente su cabello, dañando así el cuero cabelludo.  Los cepillos deberán ser de cerdas suaves y romas en sus puntas para evitar pequeños rasponazos en el cuero cabelludo, que también es delicado.
Mascarillas y Champúes; en el mercado existen diferentes tipos de mascarillas y champú que favorecen la circulación sanguínea del cuero cabelludo. Suelen tener un efecto frío/calor muy agradable.
Aclararse el Cabello al Salir de la Piscina o del Mar; ya que tanto el cloro de la piscina como el salitre del mar unido a otras partículas diluidas en el agua atacan la salud del cabello. Un aclarado en una ducha según salga del agua dejará su piel perfecta y libre de peligro.
Alimentación Saludable; el cuero cabelludo forma parte de su cuerpo y como tal se beneficia de las cosas buenas que le da a éste y resulta perjudicado cuando no se cuida.  Una alimentación saludable, baja en grasas y azucares, equilibrada en vitaminas y minerales favorecerá que tenga unas venas y arterias sanas y por tanto la sangre fluirá por tu cuerpo fácilmente portando los nutrientes que las células necesitan, entre ellas las que forman la epidermis y su cabello.

Cuidado con el Uso de Lacas, Gominas y Gel; no los deje en su cabello de forma indefinida. Cuando termine el acto o la necesidad de su uso es conveniente retirarlos del cabello para dejar que el cuero cabelludo pueda respirar libremente.

Por ejemplo:

- No use champús baratos o de mala calidad:
Elija champús de buena calidad. Olvídese del precio!... Aquellos que son baratos basan su poder limpiador en agentes espumantes de mala calidad, que no respetan el equilibrio de la piel, el famoso pH 55. Al final, le malogran el cabello.


- No se lave el cabello con agua caliente:
Compruebe previamente que el agua esté templada antes de mojarse el cabello. El cuero cabelludo abrasado o escaldado se vuelve más débil y es fácilmente atacado por bacterias de todo tipo.


- Mantenga un ritmo de lavados adecuado:
En principio, lavarse demasiado seguido el cabello es un grave error. El cuero cabelludo debe mantener un equilibrio graso que los lavados frecuentes van quitando de modo que este, por medio de las glándulas sebáceas, se ve obligado a corregir. De esta forma podemos conseguir el efecto contrario; conseguir que el cabello se mantenga graso al tener permanentemente activadas las glándulas sebáceas.
Igualmente, lavarse la cabeza de forma muy escasa tampoco favorece la salud del cuero cabelludo y por extensión del cabello. El cuero cabelludo se convierte en un magnifico caldo de cultivo para bacterias que acabaran debilitando y enfermándolo. Entonces; una persona deberá lavarse la cabeza dos/tres veces a la semana. Si practica algún deporte, deberá hacerlo después de éste, y si por obligación debe lavarse la cabeza más a menudo, deberá usar champús suaves y no repetir el lavado, con un aclarado servirá.
- El masaje:
Darse un suave masaje desde la nuca hasta la frente y después desde la frente hacia la nuca, lo que favorecerá el flujo sanguíneo. Este riego será más intenso a través de los capilares y le dará mucha vida a tu cabello.
- El peinado:
Evite cepillarse el cabello cuando esté húmedo. Se tendrá que usar un peine grande para desenredar y espera a que se seque para cepillarlo. No emplee cepillos de cerdas sintéticas que puedan cargar eléctricamente su cabello, dañando así el cuero cabelludo. Los cepillos deberán ser romos en sus puntas para evitar pequeños rasponazos en el cuero cabelludo, que también es delicado.
- Mascarillas y champúes:
En el mercado existen diferentes tipos de mascarillas y champús que favorecen la circulación sanguínea por el cuero cabelludo. Suelen tener un efecto frío/calor muy agradable.
- Aclárese el cabello cuando salga de la piscina o del mar:
Aclárese el cabello cuando salgas de la piscina o del mar. Tanto el cloro de la piscina como el salitre del mar unido a otras partículas diluídas en el agua atacan la salud del cabello. Un aclarado en una ducha según salga del agua dejará su piel perfecta y libre de peligro.
- Alimentación saludable:
El cuero cabelludo forma parte de su cuerpo y como tal se beneficia de las cosas buenas que le da a éste y resulta perjudicado cuando no se cuida. Una alimentación saludable, baja en grasas y azucares, equilibrada en vitaminas y minerales favorecerá que tenga unas venas y arterias sanas y por tanto la sangre fluirá por tu cuerpo fácilmente portando los nutrientes que las células necesitan, entre ellas las que forman la epidermis y su cabello.
- Cuidado con el uso de lacas, gominas y gel:
Estos productos están para lo que están, no los deje en su cabello de forma indefinida. Cuando termine el acto o la necesidad de su uso es conveniente retirarlos del cabello para dejar que el cuero cabelludo pueda respirar libremente.
Es muy importante tener en consideración todos estos consejos. Por ello; si queremos lucir un cabello brillante, cuidado y de un color bonito, elemento esencial en el ideal de belleza, bien sea lacio, ondulado o rizado; rubio, castaño, pelirrojo o moreno, debemos saber mantenerlo ya que la salud de éste dice mucho de nosotros mismos.
Los cuidados que le otorguemos al cabello (aseo, fortalecimiento, hidratación, nutrición, etc.) contribuyen a su natural desarrollo y a su buen aspecto.

c) ALIMEANTACIÓN Y NUTRIENTES PRINCIPALES:
Existen muy pocos alimentos que ayuden al crecimiento de los pelos o cabellos, que sea saludable, fuerte y brillante.  Sin embargo les podemos dar algunas recomendaciones que les pueden ayudar, sobre todo a personas con poco pelo.  Es bueno alimentarse al medio día con ensaladas que contengan pepino, zanahoria, lechuga, tomate, cebolla, puerros, ajos; también comer naranjas, yema de huevo, germen de trigo y polen de abeja.  Como tisana puede tomar la de la cola de caballo.  Además puede incluir los siguiente nutrientes en su alimentación, como las proteínas, grasas saludables y el consumo diario de Vitamina A, Vitaminas del complejo B y Hierro. 
Vitamina A; mantiene sano el cuero cabelludo y ayuda a reconstruir tejidos.  Los alimentos ricos en vitamina A y betacaroteno (forma vegetal de la vitamina A) las verduras de hoja oscura y las legumbres y frutas amarillas y anaranjadas.  Por ejemplo, Zanahorias, tomates, espinacas, pasas, ciruelas, albaricoques, frijoles, judías verdes, perejil, peras, lechuga, etc.  Si está embarazada, no tome más de 4,000 U.I. por riesgos de defectos de nacimiento.
Vitaminas del Complejo B; lo mantiene fuerte y saludable.  Aumente su consumo de cereales integrales, verduras de hoja oscura, nueces, mariscos y soya.  Tome un complemento de al menos 50 mg de Vitamina B12 y de Biotina, 400 mg de Ácido Fólico y 50 mg de otras Vitaminas B.
Dieta Rica en Hierro; el bajo consumo de hierro es una grave causa de caída del cabello entre las mujeres no menopáusicas.  También favorece el buen flujo sanguíneo, nutriendo así el cabello.  Los alimentos ricos en hierro comprenden verduras de hoja oscura, frutas secas, nueces, cereales integrales y legumbres.  En caso de ser hombre o mujer menopáusica, consulte a su médico antes de tomar un complemento de hierro, porque ingerirlo en exceso aumento el riesgo de enfermedades cardíacas.
Cobre; la falta de cobre produce un cabello quebradizo, reseco y duro.
Pantotenato de Calcio, Ácido Pantoténico o Vitamina B-5; elementos requeridos para la asimilación del cobre en el cabello.
Inositol y Colina; indispensables por ayudar al crecimiento y salud del cabello.
PABA; ácido para-amino-benzoico; el que permite mantener el color y suavidad del cabello.
Yodo; para la prevención de la caída del cabello.
Niacina (Vitamina B-3); ácido nicotínico, el que ayuda a la circulación de la sangre.
Zinc, elemento necesario para el crecimiento del cabello


Pagina Principal Abril Natura Página Principal