Cólicos menstruales, Menstruación Dolorosa, dolores menstruales
 

El cólico menstrual es la contracción del útero al menstruar por los desequilibrios hormonales, es un dolor local y malestar general. Los desequilibrios hormonales se deben a una excesiva producción de las hormonas prostaglandinas durante el periodo ovulatorio y a un desequilibrio entre los estrógenos y la progesterona (hormonas femeninas). Un tercio de las mujeres sufre Dismenorrea o reglas muy dolorosas. La dismenorrea es una irregularidad de la función menstrual que se caracteriza por períodos dolorosos que aparecen unas horas antes o con la menstruación y duran unas 24 horas. Los síntomas pueden ser diversos; como presentar un dolor parecido al de un retortijón pero más intenso y puede llegar a acompañarse de calambre en las piernas, dolor pélvico o abdominal intenso, dolor en la parte baja de las espalda (a la altura de los riñones), dolor de cabeza, náuseas, mareos, vómitos, desmayos, diarrea o estreñimiento, fatiga, así como ansiedad, irritabilidad o depresión. Es decir, que afecta tanto el estado físico como anímico. En algunos casos, además de los síntomas, se expulsan durante este periodo menstrual coágulos de sangre o moldes endometriales. Las causas principales de la presencia de cólicos menstruales esta relacionada al desequilibrio hormonal, posiblemente al exceso de producción de prostaglandinas, hormonas que acentúan las contracciones de los músculos uterinos; una segunda causa es la falta de cuidado en la limpieza anal de algunas mujeres que ocasiona que las heces se introduzcan en la vagina de la mujer, desarrollándoles problemas secundarios como candidiasis y problemas renales; esta misma causa es producida en las relaciones sexuales anales y vaginales al mismo tiempo sin tener el cuidado y la limpieza necesaria. La Dismenorrea, suelen distinguirse los siguientes tipos:


a) Dismenorrea Primaria:
Presente en mujeres jóvenes. En las mujeres jóvenes, la dismenorrea aparece entre los 6 y los 12 meses siguientes a la menarquia (primer periodo menstrual) y no suele deberse a ninguna enfermedad conocida, sino a los efectos de una hormona llamada prostaglandina, sustancia que pertenece a los ácidos grasos de 20 carbonos (eicosanoides), que contiene un anillo ciclopentano y constituye una familia de mediadores celulares, con efectos diversos y, a menudo, contrapuestos.
Algunos antiinflamatorios de venta libre, tales como el ibuprofeno, el ácido acetilsalicílico o el naproxeno pueden ayudar a aliviar estos síntomas. El tratamiento hormonal (anticonceptivos) también suele ser efectivo, ya que inhibe la producción de hormonas.
Para disminuir los síntomas se aconseja realizar ejercicio de forma regular (con un paseo cada dos días, es suficiente); disminuir el consumo de tabaco, alcohol y cafeína; aplicar calor a la zona y tomar más líquidos (agua, zumos, fruta, verdura).
La dismenorrea primaria tiende a permanecer durante toda la vida de la mujer; si bien, suele disminuir con la edad y tras el embarazo. Según las estadísticas, la sufren entre el 30 y el 50% de las mujeres y suele ser hereditario.


b) Dismenorrea Secundaria:
La dismenorrea secundaria aparece en mujeres mayores de más de 30 años, generalmente a consecuencia de la endometriosis. La endometriosis es una enfermedad relativamente frecuente que puede afectar a cualquier mujer en edad fértil, desde la menarquia hasta la menopausia. La endometriosis puede durar hasta después de la menopausia. La endometriosis altera la calidad de vida de las mujeres que la padecen, afectando a sus relaciones de pareja, familiares, laborales y de reproducción. La endometriosis consiste en la aparición y crecimiento de tejido endometrial fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica como en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga urinaria o en el intestino. Cuando el tejido endometriósico crece, aparecen bultos llamados tumores o implantes que, la mayoría de las veces, son benignos o no cancerosos y, rara vez se relacionan con el cáncer. Los implantes de la endometriosis están influidos por el ciclo menstrual de tal manera que, en cada menstruación, la mujer que padece endometriosis, los tumores endometriósicos también sangran, sin posibilidad de que la sangre salga fuera del cuerpo, desarrollándose una inflamación y tejidos cicatriciales o fibrosis, que ocasionen posteriormente obstrucción intestinal, sangrado digestivo y trastornos miccionales. El dolor es más continuo y pesado, pudiendo comenzar una semana antes de la menstruación y puede aliviarse o empeorar durante el ciclo menstrual. En ambos casos es conveniente acudir al médico. La dismenorrea secundaria también ocurre por inflamación de la pelvis, estenosis cervical (estrechamiento de la apertura del útero) y por la formación de tumores o quistes en el útero. Finalmente también los dispositivos intrauterinos pueden causar dolor durante la menstruación.


c) Medicinas medicamentos o remedios para los cólicos menstruales
Existen muchas medicinas medicamentos o remedios para los cólicos menstruales (primarias o secundarias) que alivian, como analgésicos de venta libre como el acetaminofeno (acetaminophen), aspirina (aspirin), ibuprofeno (ibuprofen) o naproxeno (naproxen). (Los últimos 3 son medicamentos antiinflamatorios.) Si toma medicamentos antiinflamatorios como ibuprofeno, es importante que lo haga apenas comience el sangrado o los cólicos. Si sus periodos son regulares y puede predecir cuándo van a comenzar, empiece a tomar el medicamento antiinflamatorio 1 día antes del comienzo del periodo. De esa manera podrá prevenir en muchos casos los cólicos. Para evitar el estómago revuelto causado a veces por estos medicamentos, tome el ibuprofeno o el naproxeno con la comida o con leche.
Si sus síntomas son severos, es posible que necesite un medicamento bajo receta más fuerte.
También puede aliviar el dolor guardando reposo en la cama con una almohadilla eléctrica o bolsa de agua caliente sobre el abdomen.
Algunos usan para su tratamiento las píldoras anticonceptivas. Reducen los cólicos porque bajan la producción de prostaglandina. Si las píldoras le alivian el dolor, puede tomarlas aunque no las necesite como método anticonceptivo.


d) Tratamiento Natural de los Cólicos Menstruales
Tomar Qalivio al inicio de la regla, todos los días durante toda la regla (4 – 8 días), luego durante la segunda regla hacer lo mismo, tomar qalivio durante toda la regla, así lo mismo para la tercera regla, hasta desparecer el malestar. Un tratamiento completo puede durar 6-12 reglas. Un tratamiento completo puede ser con 6 frascos de qalivio durante las 12 reglas. Al tratamiento con Qalivio puede completar con una dieta (rica en vegetales y cereales) para los problemas menstruales.
Otros tratamientos que ayudan es echarse una cataplasma de Arcilla fría sobre el vientre. Pueden tomar baños calientes y relajantes, acompañado de un masaje relajante al abdomen; colocarse una almohadilla eléctrica o bolsa de agua caliente sobre la parte inferior de la espalda o el abdomen, o sentarse en una tina con agua tibia (no caliente); hacer ejercicios de inclinación de la pelvis para aliviar el dolor menstrual; tratar de no quedarse parada por mucho tiempo ni caminar sobre pavimento duro; evitar comidas y bebidas con cafeína, como el café, té, bebidas gaseosas con cafeína y chocolate, justo antes y durante la menstruación; hacerse exámenes anuales, incluyendo una prueba de Papanicolau.

 


Pagina Principal Abril Natura   Página Principal