Acné, causas, desarrollo, tipos
 

El acné (acné vulgaris) es una infección de la piel bacteriana que ocurre principalmente en el rostro así como en la espalda, pecho, hombros, cuello y nalgas.  Es causada por cambios en las glándulas sebáceas de la piel, produciendo grasa en demasía, la que obstruye los poros, generando lesiones en la piel que se conocen como granos (puntos blancos), barritos (puntos blancos), espinillas (puntos negros) etc.  Es muy frecuente en los adolescentes de ambos sexos, entre 12 y 25 años, persistiendo hasta los 40 años en algunos casos.  Afecta al 70% de la población juvenil.  El acné es generado en principio por problemas depresivos, que generan problemas orgánicos, digestivos, hepáticos, intestinales y hormonales; estos problemas orgánicos producen acné. Eliminar la depresión y los problemas orgánicos es eliminar el acné.


A)  CAUSAS COMUNES DEL ACNÉ:

El acné en general es generado por problemas depresivos, ya sea del paciente o en la familia, por cargar muchas preocupaciones en la mente, por tener un estado anímico bajo, que disminuye las defensas del organismo, por estar incluido en familias complicadas no bien constituidas, por generar mucha envidia entre sus compañeros. Todos estos problemas depresivos mencionados generan problemas orgánicos,  cambios hormonales, problemas digestivo hepáticos y problemas intestinales, que a la larga generan acné en el rostro, cuello, espalda del paciente.  La mejor manera de eliminar todos esos problemas orgánicos y el acné es por supuesto eliminar la depresión.

Cambios hormonales: Los cambios hormonales en la pubertad generan acné.  En las mujeres, el exceso de progesterona en días previos al período menstrual, se suele generar más acné y mayor acumulación de grasa en la parte afectada.  Esto ocurre en la segunda mitad del ciclo menstrual, o sea, dentro de las dos semanas anteriores a la menstruación.  Es la actividad hormonal durante los ciclos menstruales.  En los hombres es el exceso de la hormona masculina llamada Testosterona.  En resumen: Es el incremento de secreción de hormonas sexuales lo que aumenta la producción de sebo cutáneo.


LOS CAMBIOS HORMONALES GENERAN ACNÉ,

PRINCIPALMENTE EN MUJERES
Los cambios hormonales también se  reflejan en las mujeres después de la pubertad, entre los 1os 18 y 30 años aproximadamente, que por desequilibrios hormonales provoca en las mujeres problemas menstruales (cólicos menstruales, dismenorrea, quistes del ovario, salpingitis, etc.).  Las mujeres que tienen trastornos hormonales sufren de acné días antes de cada menstruación; esta es la forma de reconocer si el acné es de origen hormonal, pero solamente en las mujeres con periodos menstruales y antes de los 30 años.  Una forma de tratar este problema es usar un tratamiento natural con qalivio, de esa manera eliminamos el problema interior del acné (ver información de qalivio).  Durante el embarazo también se puede desencadenar el acné por alteraciones hormonales.


CONTROLAR LOS CAMBIOS HORMONALES ES

CURARSE EL ACNÉ
El acné desarrollado por problemas hormonales en los púberes se  localiza en la barbilla, parte superior del     labio y mentón, como comedones  (puntos blancos y espinillas)  y microquistes del tamaño de un alfiler y    tiende a tener un color rosado. Para este acné tenemos un tratamiento externo con un producto natural     ASTE, que en pocos días elimina todos sus comedones y microquistes.
        

Problemas digestivos y hepáticos: Pueden ser producidos por la mala alimentación; comer chocolate, pastas, embutidos, grasa o comidas picante o con excesos de azúcar; en el caso de ligaos es por tener un hígado graso o por un mal funcionamiento del hígado y de la vesícula biliar y se da tanto en mujeres como en hombres. El tratamiento del acné por causas digestivas o hepáticas puede ser solucionado con Caramelos Salvador, que ayudan en la circulación periférica, irrigándola mejor, eliminando los problemas digestivos poco a poco, ayudando en la función hepática, durante un tiempo de 3 meses ( mucho depende del grado de malestar del hígado).
 
         .
 Problemas intestinales: Las personas que tienen problemas de estreñimiento, colon irritable o colon perezoso, generan en su cuerpo problemas intestinales y por ende acumulación de materia fecal en la zona del intestino. La única manera de eliminar los problemas intestinales es eliminar los desechos fecales acumulados en el intestino por medio de una técnica yoga llamada Alpasayan. También puede acudir a tu medico de confianza y pedir un método de limpieza de colon y eso te ayudara muchísimo a desaparecer los problemas intestinales y por ende tu acné.

 

¿CÓMO SE DESARROLLA EL ACNÉ?
Las glándulas sebáceas producen aceite (sebo) que normalmente llega a través de los folículos pilosos a la superficie de la piel.  Sin embargo, las células de la piel pueden  taponar los folículos y  bloquear el aceite que llega desde las glándulas sebáceas. Cuando los folículos se taponean, las bacterias de la piel (llamadas acné propionibacterium o acné P.), comienzan a multiplicarse dentro de los folículos y provocan inflamación.  El acné se desarrolla de la siguiente manera:

1)  El bloqueo incompleto del folículo piloso origina puntos negros (un tapón negro,    semisólido).
2)  El bloqueo completo del folículo piloso origina puntos blancos (un tapón blanco,  semisólido)
3)  La infección y la irritación hace que se formen los puntos blancos.  Finalmente, el  folículo taponeado explota y derrama aceite, células epiteliales y bacterias sobre la superficie de la piel como consecuencia, la piel se irrita y empiezan a desarrollarse espinillas  o lesiones.  La lesión básica producida por el acne se denomina comedón.
 El acné puede ser superficial (espinillas, son abscesos) o profundo (cuando las espinillas inflamadas hacen presión hacia dentro de la piel, lo cual provoca la formación de quistes con pus que al romperse, causan la aparición de abscesos mas grandes.)

TIPOS DE ACNÉ:
En general se conocen 5 tipos de acné, que solucionan de menor a mayor lesión;   Acné comedoniano, acné pápulo – pustulento, acné nodular o foruncular, acné nodular (foruncular) quístico y acné conglobata.  En la literatura existen muchos libros sobre acné, mucha información sobre un tipo de acné rosáceo.  El Acné Rosáceo, está mal definido; sus orígenes son otros.  No es un tipo de acné; por lo tanto no se puede tratar con nuestro tratamiento natural para el acné debido a que este acné rosáceo es un problema de Dermatitis

 

 
Pagina Principal Abril Natura   Página Principal