diario el men diabetes
Lima Viernes. 17 de Junio de: 2011
Especial

El cacao: 100 usos curativos

Es considerado un superalimento contra la diabetes, protege el corazón, retarda el envejecimiento, etc
“El cacao es el superalimento medicinal de los adultos mayores que les da mucha alegría por sus beneficios directos al corazón, a la memoria, a tener un sueño reparador y por sus efectos afrodisiacos”, señala el reconocido naturista Jorge Valera al hablar sobre esta semilla.
Y es que el cacao ha dejado de ser un producto de “golosos” para convertirse en un medicina natural a la que se le han registrado más de 100 usos medicinales, entre los que se encuentran tratamientos para el cansancio, la delgadez extrema, la fiebre, la angina y los problemas cardíacos, la anemia, la falta de aliento y los problemas renales e intestinales.
“También es recomendable para los estudiantes para que rindan mejor sus exámenes. Es bueno para las mamás en periodo de lactancia”, añade Valera.
Sin embargo, el naturista nos hace una advertencia: “Es un buen alimento como chocolate amargo, pero cuando la industria lo transforma en chocolate (azúcar más leche) se queda sin sus propiedades medicinales, siendo consumido principalmente por los niños y en segundo lugar por los jóvenes. Por eso es mejor la ingesta de las semillas de cacao”.
USOS
Antioxidante: Tomar el chocolate amargo en el desayuno que resulta del cocimiento de las semillas y/o hojas. Preferible en ayunas. Tomar el cocimiento de la cáscara, una taza tres veces al día. Comer la pulpa de la fruta del cacao. Tomar de media a 1 cucharita de harina de cacao, con un vaso con agua, por las mañanas.
Depresión: Comer la semilla de la fruta del cacao. Tomar de media a 1 cucharita de harina de cacao, en un vaso con agua, en ayunas.
Diabetes: Tomar de media a 1 cucharita de harina de cacao, en un vaso con agua, en ayunas. Comer de 1 a 5 semillas de cacao. Tomar chocolate amargo.
Diarrea: Tomar el cocimiento de las semillas y/o hojas. Tomar el cocimiento de la cáscara, una taza 3 veces al día. Comer la pulpa de la fruta del cacao. Tomar de media a 1 cucharita de harina de cacao en un vaso con agua, en las mañanas. Tomar de 1 a 5 semillas de cacao, en un vaso con agua, en ayunas.
Diurético: Comer la pulpa de la fruta del cacao. Tomar de 1 a 5 semillas de cacao, acompañado de un vaso de agua, en ayunas. Se recomienda en casos de nefrosis y nefritis.
Dolores musculares: Aplicar mantequilla del cacao directamente en la zona afectada.
Edemas: Tomar dos veces al día. Hervir una taza de agua y una cucharada de cáscara de cacao.
Fatiga muscular: Tomar de media a 1 cucharita de harina de cacao, en un vaso de agua, en ayunas.
Grietas en la piel, hemorroides, fisuras del recto: Aplicar la mantequilla del cacao directamente en la zona afectada. En el caso de la hemorroides usarla como supositorio.
Heridas: Aplicar el aceite de las semillas de cacao. También aplicar hojas tiernas como emplasto sobre las heridas.
Insomnio: Tomar de media a 1 cucharita de harina de cacao, acompañado de un vaso de agua, en ayunas.
Lactancia materna: Tomar la chicha de cáscara de cacao, ideal para madres lactantes o aquellas que tienen poca o nada de leche para sus bebes.
Memoria: Tomar de 1 a 5 semillas de cacao, acompañado de un vaso de agua, en ayunas, diariamente. Es el alimento que mas magnesio (tónico cerebral), contiene, ayudando a la claridad mental y la concentración.
Problemas cardiacos: Comer en ayunas de 1 a 5 semillas orgánicas del cacao. Los mayores de 50 años pueden comer de una a 3 semillas; personas de 20 y 50 años, de 3 a 5 semillas. Tomar acompañado de un vaso con agua. Es el alimento que mas magnesio (tónico para el corazón), contiene ayudando a la circulación.
Problemas respiratorios: Tomar el cocimiento de las semillas y/o hojas. Tomar el cocimiento de la cáscara, una taza 3 veces al día. Comer la pulpa de la fruta del cacao. Tomar de medio a 1 cucharita de harina de cacao, acompañado de un vaso de agua, por las mañanas.
Retención de líquidos: Tomar dos veces al día. Hervir una taza de agua y una cucharada de cáscara de cacao. Comer la pulpa de la fruta del cacao. Tomar de media a una cucharita de harina de cacao, acompañado de un vaso de agua, en ayunas.

Si desean más información o tienen testimonios sobre la diabetes II, escríbanos a:

jorgevalera.naturista@hotmail.com

o visitar www.medicinasnaturistas.com